"Some insects..., called the human race… lost in time, lost in space and in meaning"

 

Por Caronte 41

The Rocky Horror Show fue creado hace 27 años, en el año de 1973, en la cabeza del británico  Richard O´Brien, como una obra de teatro. Causó furor en Inglaterra en los tiempos de la decadencia del movimiento punk, cuando The Sex Pistols (ya agonizantes) y el grupo The Tubes causaban verdaderos escándalos por sus espectáculos en el escenario, y cuando la ola del Rock inglés se abalanzaba apenas sobre los Estados Unidos de Norteamérica: David Bowie, Alice Cooper, Genesis y Rolling Stones ...como los heraldos de lo que vendría en aquella década.

En México, la obra de O´Brien se presentó en el teatro un par de veces: en el Salón Vesalles del Hotel del Prado y en el teatro Vernustiano Carranza; encabezaron el reparto los entonces inquietos jóvenes Gonzalo Vega, Julissa y Héctor Ortiz (en 1976). Nuevamente, en 1986, la obra fue repuesta en el teatro Fru Fru, en esta ocasión con Jaime Garza , Alex Ávalos y Manuel Gurria, y recibiendo de la crítica esta vez positivos comentarios por la excelente música, el vestuario y las actuaciones....., pero un enorme  tache por la inusual traducción mexicanizada de las letras originales.

Para la realización de la película de la obra, catalogada como "la última película punk", The Rocky Horror Picture Show, Lou Adler (productor ejecutivo)  y O´Brien (escritor) seleccionaron la impactante presencia y potente voz de Tim Curry (Frank´n´Furter), al excelente rockero Meat Loaf (Eddie), quien participaría en la versión del teatro también, a la apenas naciente actriz Susan Sarandon (Janet) y a Barry Bostwick (Brad) como cabezas de reparto.

Richard O´Brian

The Rocky Horror Picture Show es una estrambótica amalgama de una trama clásica bien conocida, la de la maravillosa novela Frankestein, de Mary Shelley, donde se enaltece el deseo y la obsesión de un excepcional y excéntrico científico por dar vida a una creación humana a su entero gusto. Alcanzar a Dios y crear su imagen y semejanza. Bueno, pero mas allá de entrar en rollos de psicología sobre el mensaje de la estupenda novela de Shelley, he de comentar que la cinta de Rocky ha hecho -desde su edición en la década de los setenta- una especie de religión mundial. Así, para el fin de este año 2000, en Canadá , en los Estados Unidos y en Inglaterra, cada presentación de la ya añeja película se convierte todavía en una eufórica fiesta en una sala cinematográfica repleta de Rockies, de Franks y de Transilvanios, representando una alegre orgía, plena de disfraces y utilerias (como pistolas de agua, paraguas, serpentinas, trompetas etc.), elementos necesarios para participar en la audiencia.

Sí..... pero, ¿de qué se trata The Rocky Horror Picture Show?  Bueno: Brad y Janet son una pareja de dogmáticas costumbre que asisten a la boda de unas amistades. Ya a la salida de la ceremonia de los desposados, Janet (Susan Sarandon) atrapa el ramo de la novia, y es aquí donde empieza el devenir de excelentes canciones, a ritmo R&B. En la noche tormentosa, ya en el camino de regreso a casa, el auto de la pareja sufre la pinchadura de una llanta, lo que los obliga a buscar refugio en un palacete que vieron previamente en el camino. Así, Brad y Janet se encuentran con un castillo que alberga a un mayordomo tipo Cuasimodo (Rif Raf, interpretado por el mismísimo Richard O´Brien); una sirvienta desquiciada, Magenta, como la novia de Frankestein; y una ama de llaves cual chica Rocket. Sin duda...., han llegado al lugar donde se celebrara un gran evento…

Tim Curry

La conclusión de la loquísima rola  llamada The Time Warp (el baile del sapo según la versión en español del grupo Timbiriche) es el marco de entrada para Frank Furter, líder y anfitrión de tan singular grupo. ¿Su look?, ¡¡maravilloso!!: con guantes al codo, corsé, pantaletas y liguero para medias acanaladas, sostenido sobre tremendas plataformas con tacón diamantado.  Raya en todos los estereotipos y ninguno: gay, bi, leather, loca, vestida, ¡¡en fin!! …. La noche se hará avanzar y la creación de Frank , el neonato Rocky, será presentada ante la sorpresa de la exhaltada audiencia. A diferencia de la novela clásica de Frankestein, Rocky -la criatura- es un escultural tipo de 1.90 m de estatura y unos bien repartidos 75 kgs. , rubio, rostro excelso y musculatura de Atlas. Desde luego, el exquisito chico será la delicia de los deseos de su creador, Frank Funter…. Sin embargo los sucesos de esa noche habrán de cambiar la vida de todos ellos y , de muchos más…

The Rocky Horror Picture Show cuenta con cuatro versiones discográficas oficiales: la inglesa (de cine) y la norteamericana (de teatro), esta última bajo el sello ODE; cine con audiencia, fiel a la película, ya que está grabada en vivo; y una más de teatro que no es fiel a la película. Y bueno, más de 10 bootlegs en L.P. que son además de difíciles de encontrar, carísimas. Y ahora, por el festejo de los 25 años de la aparición de la película, está a la venta una magnifica edición en DVD, con dos discos que contienen cuts, trailers y más.

The Rocky Horror Picture Show es una bofetada a las ideas y valores de los años 70; ironiza igual al movimiento Punk así como también a los devotos sentidos sexuales de la pareja heterosexual y su mito virginal. Richard O´Brien, escritor de la obra, presenta al trasvestismo como la bandera o modo de vida de un planeta entero, el planeta Transexual, y pone a los moralismo tradicionales prácticamente en la rebanadora. Las situaciones en la que se enredan Brad y Janet, al ponerles la mesa servida de carnalidad, son una exquisita avalancha de cuestionamientos a los conceptos de la pareja tradicional, su sociedad y sus dogamas. El set cinematográfico y su dirección de arte, lleno de blancos, rojos y negros,  junto con el estrambótico mobiliario, crea una atmósfera húmeda y cercana a lo gótico, que pocos de los protagonistas resistirían como un escenario adecuado para la seducción y los placeres alternos. Sumemos a esto la música, que añade el ingrediente indispensable para cerrar el invitante cuadro donde las cosas no se sueñan, se hacen…

Pero, ¿por qué a 25 años de haberse creado The Rocky Horror Picture Show, aún causa furor en el primer mundo? No sabría decirlo, pero quizás sea el afán de fiesta que inspira y desata la proyección de la película. No basta con ir a la sala cinematográfica, ¡¡hay que saber disfrazarse del personaje preferido!! (su género es opcional).  Hay que soñar con poder crear a un hombre ideal , ....o trasgredir en una sola noche todos los sentidos de lo que siempre hemos considerado como lo bueno y lo malo. La filosofía de la obra de Richar O´Brian: ¨Nadar en las tibias aguas de los pecados carnales, ....eróticas pesadillas -más allá de mesuras- y sensuales anhelos diarios, que serán tesoros por siempre… ¡¡lo puedes ver!!… no sueñes: ¡¡hazlo!!  Dios bendiga la lujuria sincera…¨

Para el año 2000, quizá ya no sea tan flagrante las cuestión de contraponerse a los moralismos hipócritas que plantea la película. Para esta época que vivimos, The Rocky Horror Picture Show se torna en una magnífica comedia travestí, bi, gay y musical; pero, al fin de cuentas, la cinta (o ahora DVD) plantea algo que quizás siendo gay se pudiera practicar con mucha más frecuencia que en otros ámbitos… don´t dream it, be it!!!, .... God bless lujury sincerely....

Diciembre del 2000

 

Visita la página oficial de The Rocky Horror Picture Show