CIUDAD DE TODOS

La ciudad de Barcelona es pequeña y muy hermosa, situada en la costa del Mar Mediterráneo. Desde México puedes volar directo y también con escala en Madrid; si es la primera ocasión en que viajas a España, te recomendamos primero conocer Barcelona.

Panorámica de Barcelona desde el Parque Güell (al fondo el Mar Mediterráneo)

Barcelona es quizás la metrópoli más cosmopolita, a la moda y dinámica de España, compitiendo con Madrid en lo que se refiere a actividades culturales, comercio y deportes, con una gastronomía espléndida, museos famosos y, en particular, una arquitectura asombrosa, que va desde los monumentos históricos de su casco antiguo al fantástico modernismo de Gaudí (1852–1926).

La columna vertebral de Barcelona es el Paseo de Gracia, que parte desde la avenida Diagonal y desemboca en la Plaza Cataluña. Ahí encontrarás las mejores tiendas de marca de toda la ciudad, magníficas galerías, regios restaurantes y un sin fin de establecimientos para darle vuelo al shopping. De forma paralela corre la Rambla Cataluña, igualmente importante y con un estupendo ambiente para los visitantes. Es muy sencillo moverte por todas partes en el metro, en camiones, tranvía o en taxi, pero definitivamente te recomendamos caminar por todos los rincones de la capital de Cataluña.

Te recomendamos adquirir en las máquinas auto-despachadoras de cualquier estación del metro un abono para diez viajes, para que puedas moverte con toda libertad en todas direcciones de la ciudad. La señalización es sumamente sencilla para identificar cada línea (por color), los puntos de transbordo y todas las estaciones.

 

 

Barcelona tiene infinidad de galerías de arte, museos, monumentos y grandes edificios, todos de inigualable interés, pero además cuenta con una vida nocturna vibrante, tiendas excelentes, una enorme variedad de espectáculos y entretenimientos y algunos de los mejores y más creativos restaurantes de España.

Barcelona desde el aire
Maquinas auto-despachadoras de boletos en el metro
Señalización en línea verde

 

Fuera de las antiguas murallas de Barcelona, entre el Eixample y la Ciutat Vieja, la Plaza Cataluña (Plaça Catalunya) es un enorme espacio público de 50 mil metros cuadrados -o cinco hectáreas-, rodeado por grandes edificios de bancos, dependencias de gobierno, el famoso Corte Inglés y otras grandes compañías. La mayor parte de los edificios se construyeron en el Siglo XIX, de una forma caótica, hasta que el ayuntamiento encargó al arquitecto Francesc Nebot la urbanización definitiva. En la plaza hay un buen número de esculturas, lo que definitivamente da un aire magnánimo a este importante centro de reunión, desde donde inicia también la famosísima Rambla. La estación del metro Catalunya llega hasta este punto.

Edificio del Banco Español de Crédito
     
     
     
El Corte Inglés La Rambla
     
   

 

 

La Plaza España (Plaça de Espanya) es ahora una de las vías de acceso a Montjuïc; en otras épocas, fue la puerta de entrada a Barcelona, donde se encontraba la creu coberta (cruz cubierta), una cruz gótica que indicaba el arribo a la ciudad. Aquí, antiguamente, se colgaba a los criminales y se los dejaba a la vista por algún tiempo a fin de disuadir a aquéllos que pasaban por allí de cometer cualquier desvarío. La urbanización del área comenzó en 1908 y se prolongó hasta 1929, para ser inaugurada con la Exposición Universal de Barcelona. En medio de la plaza se halla la Fuente Mágica diseñada por el arquitecto Josep Maria Jujol, discípulo de Gaudí

Montjuïc
   
   
 

 

 

 

La Ciudad Vieja de Barcelona está cruzada por su bulevar más famoso, las Ramblas, bordeado de cafetines y lugares donde comer o pasar el rato, siempre llenos de gente bulliciosa y animada. Esta zona incluye la magnífica Catedral del siglo XIV, el enorme y ornamentado Parque de la Ciutadella, entre tantos y tan diversos puntos que es preciso conocer.  Bajando hacia la costa y por la Parroquia de Santa María del Mar, la calle o Carrer Montcada está llena de palacios construidos desde la edad media hasta el siglo XVIII. No te pierdas la Basílica de Santa María del Pí ni dejes de caminar por todas las estrechas calles del Barrio Gótico y el de la Ribera. A lo largo de la avenida, junto a edificaciones históricas y museos, también se ubican multitud de bares, cafeterías y tiendas en verdad excepcionales.

La arquitectura de esta parte de la ciudad es principalmente de estilo gótico y las residencias tienden a tener atractivos patios centrales circundados por escaleras. La calle Montcada data de 1148, cuando Guillem de Montcada cedió sus tierras a la ciudad, época en que esta área se convirtió en el centro de la vida comercial del Barrio de La Ribera. Mención especial merecen la Plaza de Sant Jaume así como la Plaza Real, espacios en verdad alucinantes donde te sientes en cualquier época menos en el siglo XXI.

El primer edificio que se percibe cuando se va camino al puerto es el Palau Berenguer d'Aguilar, del siglo XIII, y que actualmente aloja el Museo Picasso (abierto hasta las 20 horas). Las otras dos construcciones más próximas, el Palau Castellet y el Palau Meca, también forman parte del Museo Picasso.

Catedral de Barcelona

 

Interior de la Catedral de Barcelona Basílica de Santa María del Pí
Interior de la Catedral de Barcelona
Interior de la Catedral de Barcelona Interior de la Catedral de Barcelona
       
Interior de la Catedral de Barcelona Interior de la Catedral de Barcelona Interior de la Basílica de Santa María del Pí Interior Santa María de la Mar
     
Edificio del Museo Picasso Plaza Real
       
Plaza Sant Jaume Plaza Sant Jaume Plaza Sant Jaume
       
Plaza Sant Jaume Plaza Sant Jaume
       

       
       
Interior de la famosa Sala Parés

 

El viejo barrio pescador de La Barceloneta se encuentra frente al mar, al sur del parque zoológico y al otro lado de la antigua Estación de Francia; se construyó a mediados del siglo XVII con calles rectas y estrechas, y todavía conserva una agradable atmósfera pueblerina. Durante el verano, el lugar se llena de gente que va a la playa, pero merece visitarse en cualquier época del año por su característico encanto y la enorme cantidad de restaurantes de pescado que alberga.

Y en contraste, también frente al Mar Mediterráneo, en la zona del Centro Internacional de Convenciones de Barcelona se encuentra la zona más moderna de la ciudad, con modernos edificios, plazas comerciales y amplias avenidas. No dejes de darte una vuelta por allá o, si te gustan los hoteles de corte moderno, es una estupenda opción para hospedarse.

Monumento a Cristobal Colón
Plaza pública
     
     
Centro Internacional de Convenciones Inicio de la Av Diagonal Centro Internacional de Convenciones
 

En Barcelona, los sitios de diversión nocturna para gays se encuentran en una zona bien delimitada, aunque puedes encontrar otros bares, tiendas o centros de reunión por diferentes rumbos de la ciudad. Lo más recomendable es que adquieras La Guía del Ocio en cualquier quiosco de revistas de la ciudad o, en su caso, la guía gratuita NOIS.

Nuestras recomendaciones son: el bar Punto BCN, en la calle de Muntaner número 63. Todo mundo se reúne ahí antes de iniciar "la marcha" en otros lugares, pues además te regalan pases y descuentos para entrar a los antros. El Grupo Arena cuenta con varios establecimientos en Barcelona: Arena (en Balmes 32), Arena Classic (Diputació 233), Arena Dandy (Gran Vía 593) y Arena VIP (Gran Vía 593). Quizás sean los más frecuentados por los chicos y chicas gays de la ciudad.

     

 

Fotos y texto: Paco Calderón ©, 2008.