... ¡México, siempre fiel!..., mientras América Latina avanza y nos arrebata el liderazgo de la modernidad y la democracia.-

En un programa televisivo transmitido recientemente por la cadena mexicana Televisa y conducido por Andrés Oppenheimer, columnista del Miami Herald, fueron entrevistados los candidatos a la presidencia de Colombia. Sorprende ver la posición tan razonable de todos ellos, incluso de los más conservadores, respecto a las uniones civiles homosexuales y los derechos de las minorías sexuales. No hubo ni uno de ellos, absolutamente ni uno, que formulara una respuesta ambigua e imprecisa sobre el tema, tal y como en México lo han hecho Felipe Calderón, Roberto Madrazo y el mismísimo Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Todos los aspirantes colombianos refirieron el tema como una realidad social insoslayable, reconociendo sin cortapisas la urgencia de que sean reconocidos los derechos de hombres y mujeres gays en el mundo, para alcanzar niveles de participación política de la sociedad que son fundamentales para la democracia. Más recientemente, la nueva titular del poder Ejecutivo Chileno, Michelle Bachelet, ha dado su abierto apoyo a la diversidad y a los grupos gays de aquel hermoso país. Sin duda, presenciamos un avance sustancial en la formación de la nueva clase política latinoamericana y, desde luego, en la conquista de los legítimos derechos civiles de hombres y mujeres homosexuales en el continente americano.

¿Y en México?..., ¡caray!, ...¡es de dar pena ajena!.... y ya no se diga por parte del sacro-santo presidente Vicente Fox, a quien todos vimos besándole el anillo al Papa (sin albur), o del Cardenal Carlos Abascal (¡perdón!..., el Secretario), quien más que abiertamente pregona su religión y reprueba las prácticas homosexuales, ¡no!  ... También es el mismísimo candidato de la ¿izquierda progresista?, Andrés Manuel López Obrador, quien abiertamente se declara católico y no ha podido profundizar el tema de los derechos de los homosexuales y de las uniones civiles gays en su campaña, más allá de un mojigato "no soy homofóbico... no creo en la discriminación, soy partidario de la diversidad..., voy a respetar los derechos de las minorías, pero también en este caso tiene que haber debate, es un asunto que tenemos que ir resolviendo todos, se tiene que informar más y respetar el derecho de las minorías." (véase Anodis, 2 de febrero de 2006). Y, bueno, hay que decir que ya conocemos su ambigua y poca disposición para debatir, ¿no?...

Las respuestas de AMLO a estos cuestionamientos contrastan, sin duda, con la firme posición de los futuros líderes latinoamericanos que, sin tapujos, con inteligencia y cultura, reconocen al tema de los derechos de los homosexuales como una pieza fundamental para la instauración de la democracia plena y el acceso a la justicia social en el continente. Pero bueno, ya lo ha dicho el "Peje", que eso de la cultura no se le da....

Más allá de que AMLO -hoy por hoy el más seguro ganador de la presidencia de la república en México- respete o no los derechos de los homosexuales, es claro que han podido más los intereses de las esferas políticas y del poder económico, que las legitimas demandas de las "minorías" sexuales del país. Así, en el caso de la negativa manifestada por la mayoría perredista en la Asamblea Legislativa para discutir y aprobar la iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia del Distrito Federal, fue bien sabido entre los círculos políticos de la ciudad que fue AMLO quien dio la línea a la bancada del PRD para enviar a la congeladora esta polémica propuesta de ley. Se dice que la razón fue un acuerdo entre el entonces Jefe de Gobierno y el cardenal Norberto Rivera Carrera, a cambio de no enturbiar entre los millones de fieles mexicanos las aspiraciones presidenciales del primero.

¡No le busquen tres pies al gato!... por algo México es un bastión de los intereses del Vaticano y la iglesia católica en el mundo entero..., por algo las diócesis mexicanas son las más importantes de todo el continente americano. El "Peje" sabe bien que si quiere llegar a ser presidente, debe tener contenta a la iglesia católica y a sus jerarcas, manteniendo uno de sus principales dogmas -el rechazo a la homosexualidad y al aborto- intocado, incuestionable, y propiciar la continuidad de la ignorancia y la pobreza en beneficio del "Reino de Dios" (o del clero y su podrida curia)..., y -además de todo- halagarlos declarándose como "católico" y fan de Jesucristo en el noticiero de Joaquín López Dóriga.

Quienes sí hemos leído y conocemos los fundamentos de la ideología que alimenta a la izquierda mexicana, los que sí entendemos el contexto histórico y las certezas desde las que Benito Juárez envió sus mensajes, no podemos más que sorprendernos de la enorme habilidad que tienen los políticos de siempre -los del régimen inaugurado por Plutarco Elías Calles- para mimetizarse y disfrazarse de demócratas. Ya lo dijo el Santo Papa, ¡México, siempre fiel!... 

 

  ...Que es que quieren ser nuestros representantes ante el congreso de la ciudad.-

Contagiados del espíritu de las elecciones para ganar los jugosos cargos públicos en disputa y poseídos de esa sed de poder económico y acceso al tráfico de influencias que reporta en la Ciudad de México ser miembro del congreso local (la Asamblea Legislativa del Distrito Federal), el propietario  de cierto folleto quincenal (a quien llamaremos "Don Séptimo", por su afición a lo cabalístico, a la santería y a lo sobrenatural,...y para que no suene a marca de tequila), de ese pasquín que todo lo ve en blanco y negro y que circula en algunos bares de la capital mexicana ...¡de verdad que nos quiere hacer creer que le ha encontrado, por fin, los tres pies al gato! ...

Durante las últimas semanas hemos visto muy activo a este individuo, quien ya se afilió al PRD y ahora apoya a algunos de sus candidatos a legisladores, diciendo representar ¡él mismo! a toda la comunidad gay de México y acreditándolo a través de la endeble fachada de una Fundación pro-gays, de sus juventudes marxistas y hasta de su propio club de amigos (al puro estilo foxista). En días recientes, este conocido editor (si así podemos llamar a alguien que desconoce las reglas básicas de la gramática, la ortografía y el uso mismo del idioma español) se ha lanzado públicamente a la lucha por la justicia -como Súpercan- y a la defensa de los derechos de las víctimas mortales (quienes quiera que éstas pobres personas hayan sido) del "matagays", del ex militar Raúl Marroquín Reyes, "el sádico", quien apareció por algunos días en todos los medios electrónicos e impresos del país a causa de sus crueles asesinatos de homosexuales en la ciudad.

Apoyado por un grupo de adolescentes asiduos a los antros de la Zona Rosa (y de su etílico aroma), y buscando colgarse del escándalo mediático del "matagays" para conseguir patrocinio gratuito por parte de la prensa amarillista para su oscura campaña política, a mediados del mes de marzo Don Séptimo, a través de su folleto, convocó a una manifestación pública a realizarse enfrente de las oficinas de la Procuraduría General de la República; esto, a fin de llamar la atención de la sociedad sobre la urgencia del colectivo gay de saber la verdad de estos terribles crímenes. En un primer momento, lo que parece ser incuestionablemente una demanda coherente y legítima, ¿no? Pero ni la asistencia al plantón fue significativa -diría que ni siquiera simbólica, con ocho personas-, ni los medios de comunicación hicieron eco alguno de la pálida convocatoria lanzada por este ... Don Séptimo...

Hoy, ante el fracaso de lo que pretendía ser la demostración de su fuerza política y poder de convocatoria, a través de su folletito, Don Séptimo se ha lanzado a atacar a su más odiado enemigo, a aquel destacado empresario y reconocido actor que le suspendió la compra de publicidad, haciéndole pasar las más graves penurias financieras desde que se inició el negocio: el dueño del CABARET.  En sendos comunicados, Don Séptimo asegura que la PGR ha identificado al CABARET como el sitio predilecto de los "matagays", como la trampa mortal para todo hombre o mujer gay..., buscando con ello que estos espacios de reunión (los únicos que existen para los adolescentes de esta ciudad, por cierto) sean satanizados, rechazados y hasta clausurados. Si Don Séptimo tiene la certeza de que existe algún tipo de complicidad entre el crimen organizado y los propietarios de estos establecimientos, su obligación civil es demostrarlo y denunciarlo ante las autoridades correspondientes...; todo lo demás, es puro y simple escándalo de pulseras, vociferaciones propias de un dipsómano y adicto a las pastas (y no precisamente a las italianas).... y repetición imprecisa y a la conveniencia de las notas publicadas sobre el caso en ciertos medios de comunicación. (Ver nota Reforma)

El nada confiable editor en cuestión, se adhiere ahora a las filas de la activista lesbiana y ex-diputada del PRD, Patria Jiménez (que es la misma a quien Don Séptimo antes atacó encarnizadamente a través de su periodiquillo y a la que acusó repetidamente de espuria y traidora, subrayando el hecho de que a nadie representaba y que durante los tres años de su diputación sólo habló ante el pleno del Congreso en cinco ocasiones, y en todas ellas no lo hizo para defender los derechos de la comunidad LGBTT...¡y ahora resulta que son íntimas!....) y se ha logrado colar como suplente en la fórmula representada por un tal Lalo Martínez (pre-candidato perredista a quien ni en el grupo de los Osos de esta ciudad se le conoce...., y ni se diga entre los personajes del activismo rosa de la ciudad, donde nadie le ha visto jamás).

¡Búsquenle tres pies al gato!....;  me pregunto si los miembros del PRD y sus candidatos ¿gays? saben de las andadas de Don Séptimo, quien sistemáticamente se ha burlado de la ley y de los derechos de los demás.

¿Sabrán los del PRD que el lugar donde se encuentran instaladas las oficinas en las que se edita el folleto quincenal, están ocupadas ilegalmente -desde hace ya un año y medio- por su editor, al puro estilo Padierna-Bejarano, en detrimento de la economía, el patrimonio y los derechos de los legítimos propietarios del inmueble y de su ingenuo fiador?..., ¿sabrá la delegada VIRGINIA JARAMILLO que el inmueble que hospeda a las citadas oficinas no cuenta con uso de suelo para ese fin, lo que viola lo establecido en el Plan de Desarrollo Urbano delegacional?..., ¿esa será la legalidad que defenderán ya como diputados en el máximo órgano legislativo de la ciudad, quienes están buscando a toda costa obtener fuero o inmunidad parlamentaria?, ... ¿estará enterado el señor Lalo Martínez -que hoy se complace con el apoyo "desinteresado" que Don Séptimo le brinda a través de su folleto y un sitio Web- de los métodos de los que se ha valido su aspirante a suplente para hacer funcionar su negocio, entre los que se cuentan el robo del trabajo intelectual y de los logros ajenos, o el montaje de situaciones falsas para satisfacer el morbo de una televisora y buscar hundir a sus enemigos?, ...¿se les olvidó a los del PRD que, en el año 2001, Don Séptimo les atacaba en cada oportunidad y que, incluso, durante la Marcha del Orgullo Gay de ese año cargó una enorme manta que empataba una suástica con el sol azteca y rezaba "No olvidaremos la traición del PRD"?... Pues si lo saben, ¡guácatelas con el PRD! ...

De primera mano constatamos que Dos Séptimo, en más de dos ocasiones ya, no ha acatado los citatorios para acudir a los juzgados de esta ciudad a fin de aclarar la situación por la cual está ocupando un inmueble que no le pertenece, en la Zona Rosa; desde luego, sabemos que no acude ante el juez porque lo está haciendo de manera artera e ilegal, y porque no le asiste el derecho de ningún modo. Sabemos que, a pesar de las amenazas de incendiar el edificio antes de desocuparlo (amenazas vociferadas durante presuntas borracheras y pasones, dicen), el juez ha dictado ya sentencia en contra de Don Séptimo y, por fin, los legítimos propietarios del inmueble lo recuperarán. Ahí habrá de iniciar otra historia, seguramente ahora por la vía penal y promovida por quienes sufrieron abuso de confianza y que vean afectado su patrimonio por culpa de Don Séptimo.

Nosotros sólo nos preguntamos, ¿esa es la "HONESTIDAD VALIENTE" que pregonan los seguidores del "Peje" López Obrador?.., ¡uf!, no lo creemos..., está de pensarse y hay que advertírselo...

... Sólo podemos asegurar que, ni a nosotros ni a mucha gente decente de la comunidad gay de esta ciudad, nos interesa de manera alguna que este tipo de individuos viva de las jugosas dietas de la Asamblea Legislativa (de alrededor de 10 mil dólares al mes y pagadas con nuestros impuestos), ni mucho menos que se digan representantes de los gays "asecas". Si esto sucede, si Don Séptimo queda como suplente y por alguna casualidad llega a ser propietario de la diputación de representación proporcional en la ALDF, será el triste signo de que no hemos podido superar aún a las Guillermina Rico, a los Cuauhtémoc Gutiérrez o a ratas semejantes..., ¡y peor aún!, veremos un signo inequívoco de que el movimiento de liberación gay terminó cayendo en la lógica del corporativismo más recalcitrante y corrupto del sistema político mexicano.

 

  ... Más muertes en el nombre de Dios y de su Santa Iglesia...-

Hace unos días hicimos nuestro acostumbrado recorrido por las librerías del sur de la Ciudad de México (algo que disfrutamos mucho al igual que cuando visitamos las tiendas de discos) y nos encontramos con el texto de la Carta sobre la Atención Pastoral a las Personas Homosexuales, cuya introducción y cometarios están firmados por el Cardenal Joseph Ratzinger, el actual Papa Benedicto XVI. ¡Vaya con el librito!...

Lejos de comentar este texto (lleno de contradicciones, profunda homofobia y una negación total a reconocer la complejidad y naturaleza de la sexualidad humana), nos llama la atención la inamovible posición de la iglesia católica, en verdad esclerótica y retrógradamente conservadora, respecto del uso del condón y el problema del sida. En estas fechas, el Vaticano, atrapado en sus propias contradicciones, convoca a la discusión interna sobre las implicaciones doctrinales y morales de autorizar el uso del condón entre sus fieles afectados por el VIH. Sin duda, y después de leer la Carta Pastoral signada por Ratzinger, es evidente que no se encontrará una salida fácil, lógica y coherente con la racionalidad vaticana, para enfrentar las día a día más graves consecuencias de la pandemia del sida. Menos aún esperaríamos un avance en la posición de la jerarquía eclesiástica frente al tema de la homosexualidad, cuando su actual líder condena -con falsa misericordia- a quienes practican el amor fuera del matrimonio heterosexual y la reproducción de la especie.

Y es que no se concibe que, en el nombre de Dios, se siga cubriendo a la sexualidad humana de ese manto de ignorancia, estigmatización y satanización medieval, cuando son ya 40 millones de seres humanos -al año 2006-, es decir, alrededor del uno por ciento de la humanidad (y cada día más), los que están siendo azotados por esta infame enfermedad en prácticamente todos los países del orbe. Es incomprensible la posición de la iglesia católica -y de su líder- frente a este tema, más aún cuando sabemos que los sectores más afectados por la pandemia son los jóvenes y personas en edad productiva, lo que -sin duda- compromete seriamente el progreso social y el de la humanidad. Plantear la castidad como única opción para millones y millones de seres humanos que ejercen su sexualidad legítimamente, no es ya una manera realista para "conducir al rebaño".

 ... ¿Para qué le buscan tres pies al gato?...; que la iglesia discuta si autoriza o no entre sus fieles el uso del condón (como se difundió recientemente en una nota aparentemente inexacta), no conducirá a razonamientos que lleguen al fondo del problema que hoy enfrenta la humanidad. Afortunadamente, en el campo de los derechos humanos y civiles, la discusión ha logrado trascender los dogmas religiosos y está dando a la sexualidad humana una dimensión más acorde con la realidad y complejidad de la naturaleza.

El reconocimiento jurídico de las uniones homosexuales, por ejemplo, ha llevado al campo del derecho -pésele a quienes les pese- una de las más importantes innovaciones en cuanto a las libertades civiles de la sociedad contemporánea, permitiendo así una mejor atención institucional de las diversas y complejas relaciones sociales y humanas. Cada día son más los parlamentos latinoamericanos que están discutiendo este tema, enfrentando así a la institución clerical con una realidad que, cada vez más, es imposible dejar de reconocer.

Nos permitimos sugerir la lectura de este libro, con sentido crítico, para formarse una idea del enorme retraso -disfrazado de razonamiento abierto y moderno- que sigue planteando el enfoque católico de la naturaleza y la realidad humana. Es la insuperable contradicción entre creación divina y evolución. 


 

GAY MÉXICO ®, Mayo de 2006.