...  RESPLANDECE ACAPULCO CON LA MEJOR FIESTA DEL AÑO ...

Estupenda fiesta de fin de año la noche del domingo y amanecer del lunes, en el bello Puerto de Acapulco, en la costa del Pacífico mexicano. La cita fue en el exclusivo fraccionamiento Costa Azul, en la casa del talentoso artista plástico y empresario de los bienes raíces VÍCTOR PINEDA, quien -como es siempre su costumbre- agasajó a sus invitados brindándoles una reunión inolvidable.

Con una vista privilegiada del hermoso puerto de Acapulco, se reunió allí  lo más selecto del ambiente de la Ciudad de México, Guadalajara y Acapulco, quienes toda la noche hicieron sonar las copas repletas de champaña para despedir, con una noche de anticipación, un año lleno de realizaciones y éxitos. Los sinsabores pasaron, para todos, al último plano por esta noche. Con exquisitos platillos árabes, botanas frescas con productos del mar, bebidas y ricos postres, los asistentes a esta reunión de amigos cenaron para despedir el año viejo.

Saludamos a personalidades del mundo empresarial, artístico y social del puerto y de la ciudad capital del país, que esta noche se dieron cita en una de las zonas más bellas del famoso puerto guerrerense; entre ellos al guapo ALEX MORENO, quien lucía guapísimo con una camisa en verdad única; saludamos al diseñador responsable de bellos jardines de Las Lomas y Bosques, en el Distrito Federal, ÁLVARO NICOLÁU, quien iba acompañado del simpático jalisciense JORGE MARTÍNEZ LEWIS; platicamos también con la bellísima actriz sonorense, GABRIELA OBREGÓN, quien nos presentó a dos guapas amigas del medio de la producción, LINDA Y LORENA SADA. Como en las mejores fiestas de la gente bonita de México, ahora reunida en Acapulco, no podía faltar nuestro querido amigo y relaciones públicas don JAIME VITE KAUFFMAN, quien lució una estupenda corona y un impresionante collar de perlas incrustadas en filigrana de oro blanco (¿sería de verdad?...).

Alex Moreno, Jorge Martínez, Álvaro Niocoláu, la actriz Gaby Obregón, Linda y Lorena Sada, con Víctor Pineda

Jorge, Álvaro y el "Chino", con Jaimito Vite Kauffman

Cuando por fin llegaron las doce campanadas -que dieron paso a la última madrugada del año, previa al Año Nuevo-, todo el mundo pitó eufóricamente sus cornetas de cartón y papel de china, se pudieron los gorritos y gritaron sin cesar ¡FELIZ AÑO NUEVO!, preparándose para la siguiente noche, abrazándose y deseándose los mejores parabienes.

Vimos platicando muy animadamente a PACO CALDERÓN, quien nos comentó de la conclusión de un importante ciclo en su vida profesional y de la publicación de una investigación y un vídeo, realizados por él en las bellas Bahías de Huatulco. Saludamos por ahí al destacado académico universitario, ROBERTO VELÁZQUEZ, por cierto recién llegado de un inolvidable viaje por el Viejo Continente.

Paco Calderón, Roberto Velázquez y Víctor Pineda

Lorena, Gaby, Álvaro y Paco, festejando justo a la medianoche

Quienes iniciaron el baile de esa noche fueron ÁLVARO NICOLÁU  y su bella acompañante LORENA SADA. Como es costumbre en la casa de nuestro amigo VÍCTOR, pudimos escuchar y bailar al ritmo de la mejor música internacional del momento. Fue una noche llena de estrellas en el firmamento guerrerense, apenas opacadas por la tradicional fiesta de luces destellantes a todo lo largo de las playas de la costera Miguel Alemán de Acapulco.

Nos dio mucho gusto encontrarnos con JORGE DÍAZ DÍAZ, quien después de realizar sendos viajes por diversos países de la cuenca del Océano Pacífico (EEUU, China, Australia, Nueva Zelanda y -desde luego- México), nos comentó que en breve iniciará una nueva aventura e inversiones en el mar Caribe mexicano, en Cancún. Le acompañaban la bella modelo GEORGINA TSUDA y el guapo empresario del ramo textil ARTURO CANTÓN. 

Lorena Sada y Álvaro Nicoláu, comienzan el baile

Georgina Tsuda, Jorge Díaz Díaz y Arturo Cantón

El clima de Acapulco, como es costumbre durante el Invierno, estuvo en verdad sensacional y con un calorcito muy rico y sensual. Muchos de los invitados a la fiesta se instalaron en la alberca y en su cómodo bar, para refrescarse nadando. Entre los invitados que saludamos ahí, estaba el talentoso fotógrafo y comunicólogo ROBERTO ASHENTRUP ("Tico"), quien iba acompañado del guapo modelo peruano OCTAVIO y de una simpática amiga brasileña a la que no le entendíamos mucho de su fluido portugués (¡qué bárbara!...). 

Con su elegancia y porte de siempre, nuestro querido PEDRO MONTESINOS nos sorprendió portando una simpática rosa de tul en su cinturón -que para la "buena suerte"-, pero más aún nos dio gusto verle acompañado de un atractivo chico de la ciudad de Chihuahua del que no pudimos obtener su nombre. También y acompañado de un guapo chico de la Ciudad de México, estaba ahí el pintor y promotor de artistas plásticos, don ROBERTO BETTINGER, quien nos comentó de algunos de sus nuevos proyectos tanto en el Distrito Federal como en el extranjero. Engalanando la noche, estuvieron también algunos de los modelos más cotizados de los comerciales televisivos, muchos de ellos de la hermosa república de la Argentina o de Chile (¡ah, qué guapos son!).

Emocionados, esperando a las doce campanadas..

Roberto Ashentrup "Tico", con el modelo peruano Octavio y una amiga de Brasil

Pedro Montesinos y un amigo de Chihuahua

Roberto Velázquez, Roberto Bettinger y un amigo

Y desde luego que no podía haber faltado en esta reunión de amigos el queridísimo CARLOS SANÉN, quien junto con su gran amigo ELÍ se encargaron de actualizarnos sobre las últimas tendencias de la moda en México y el mundo, de hablarnos sobre las próximas producciones en el mundo de la publicidad fashion y de los más guapos modelos llegados de Argentina, Chile y otros países del orbe. Saludamos también a ANDRÉS GARCÍA Jr., uno de los jóvenes más conocidos en el ambiente Jet Set del puerto, no sólo por la destacada trayectoria artística de su padre, sino por sus recientes incursiones en producciones cinematográficas con contenidos innovadores.

 

Andrés García Jr. y un amigo, en el bar de la alberca

Carlitos Sanén y Elí, recibiendo a la década

Una fiesta inolvidable que GM se congratula de traer para sus lectores, en la que destaca el buen ánimo con el que la gente bonita de México despidió a la década de los ochenta, y el enorme optimismo con el que se recibió -en un sinnúmero de excelentes fiestas- la nueva década en compañía de amigos, arena y sol.

(Evento realizado en el Puerto de Acapulco, Guerrero, la noche del 30 de diciembre de 1989) Fotos: Paco Calderón ®