CARLOS PÉREZ CUMPLE 30 Y LO FESTEJA EN SU NUEVO PENTHOUSE

Estrenando sus 30 años y también su nuevo Penthouse es la colonia Del Valle de esta Ciudad de México, nuestro amigo Carlos Pérez ofreció una divertida fiesta de disfraces a toda la gente bonita del ambiente capitalino. La cita fue a las 10 de la noche, en el último piso de un moderno edificio desde donde se puede ver toda la colonia Del Valle y gran parte del Distrito Federal, encendido con millones de luces multicolor. Una estupenda noche para enmarcar una fiesta igualmente memorable.

Ante la expectación de todos los invitados y periodistas, cerca de la medianoche llegó el anfitrión, vistiendo un original disfraz compuesto por un regio vestido blanco de novia, un velo bien dispuesto para hacer lucir su siempre hermosa y castaña cabellera, un ramo de flores naturales y, lo más divertido, una panza que denotaba un embarazo francamente avanzado. Le acompañaba un galante caballero vestido como Napoleón Bonaparte, en su traje de gala con detalles dorados en las solapas del saco y del sombrero. También, escoltando a la novia y seguramente dándole consejos para la vida marital, les acompañaba la famosa bruja Maléfica, del cuento de La Bella Durmiente.

Con el festejado, José, Álvaro, Vite, Ursula Pratts y Paco Calderón; atrás:  Jorge, Emilio y Jorge M.

Carlos sorprende a los invitados llegando a la fiesta con su disfraz de novia embarazada.

Entre los asistentes pudimos encontrar al señor Jaime Vite, quien lucía una exquisita corona de diamantes de fantasía y un caftán traído de su reciente viaje a Medio Oriente, en compañía de la Reina Xóchitl; a la conocida actriz de telenovelas y películas mexicanas, Úrsula Pratts; desde luego al propietario de la exitosa empresa de jardinería Bio-Concepto, Álvaro Nicoláu, y su inseparable amigo de Guadalajara, Jorge Martínez Lewis. A quien nos dio mucho gusto saludar fue a Jorge Díaz y Emilio Pineda, quienes iban bien acompañados por un par de vaqueritos tipo Sinaloa en verdad guapísimos. 

Carlos agradeció a sus amigos el haber respondido a su invitación de manera tan entusiasta, pues prácticamente nadie llegó a la fiesta sin traer puesto un disfraz o cualquier otro detalle para jugar con la identidad esa noche. Invitó a todos los asistentes a abrir las botellas de champaña que ya estaban frías preparadas y bien frías en cada una de las mesas que fueron dispuestas a lo largo de la regia terraza panorámica, y a hacer un brindis por la salud y bienestar de todos los ahí reunidos.

La pareja imperial

Un divertido grupo de invitados

Y es que en verdad hubo disfraces espectaculares, como el de los payasitos del circo, las varias brujas de los cuentos, los chicos cirqueros que hasta con el caballo llegaron, charros y cazadores de leones, entre otros atavíos más sofisticados que francamente no supimos si era con motivo de la fiesta, o el vestuario cotidiano de ciertos personajes.  Poco después de la medianoche, se sirvió una exquisita cena con crema, ensalada y carnes blancas, acompañada de finos vinos y champaña; también, sorprendió a los asistentes la irrupción del mariachi en la fiesta, quienes llegaron para cantarle Las Mañanitas al festejado.

La dinastía Pineda lista para el safari

La mesa de Jaime Vite estuvo muy animada

El festejo duró hasta el amanecer, por lo que los asistentes a la fiesta y, desde luego, los que permanecieron ahí hasta la salida del Astro Rey, presenciaron un comienzo del día realmente hermoso, lleno de tonalidades azules, magentas y rojas, que realmente valió la pena cotemplar.

Desde esta Redacción, deseamos a Carlos Pérez un muy feliz cumpleaños y nuestros mejores parabienes porque en los años por venir, siga organizando fiestas tan divertidas y bien atendidas como la de anoche.

(Evento realizado en la Ciudad de México, en julio de 1989)