...  FESTEJA WILLY HULSZ SU CUMPLEAÑOS 35 ...

como ya es costumbre el mes de la Patria y el Día de la Independencia, desde luego, el mes de septiembre, nuestro enorme amigo Willy Hulsz festejó su cumpleaños en compañía de todos sus amigos y conocidos, con una regia fiesta de disfraces en su piso del Edificio Basurto, en la Colonia Condesa de la Ciudad de México. Para sus 35 años, Willy organizó una estupenda noche mexicana, agasajando a sus invitados con ricos platillos típicos mexicanos, como sopes, tostadas, chicharrón, pozole y tacos; y -desde luego- mucho tequila, mezcal y todo lo necesario para una noche de mucha diversión.

Para no variar, la nota de la fiesta fue la gran cantidad de ingeniosos y bien logrados disfraces que todos y cada uno de los invitados portaron. Muchos otros que sólo pudimos ver hasta el momento del concurso de disfraces, conducido por el simpático actor Tito Vasconcelos, y que en verdad nos dejaron con la boca abierta. ¡Mucho ingenio y creatividad!..., sobre todo el arreglo de flores al estilo trajinera de Xochimilco, con el nombre del festejado escrito con flores moradas sobre un fondo de claveles blancos.

Nuestro anfitrión en compañía del animador y conductor del concurso de disfraces

Vasconcelos y un grupo de invitados

Saludamos entre la concurrencia a personalidades del ambiente jet set gay  de la capital, quienes en verdad nos sorprendieron mucho con sus caracterizaciones. Del cuerpo diplomático, vimos a su excelencia Rafa Mijares, a Jaimito García y a Tico Ashentroup, vistiendo atuendos traídos directamente de China, acompañados del exitoso museógrafo y arquitecto Tacho Padilla, quien se disfrazó de una simpática monja bigotona. Como en todas las fiestas de jet set gay de la capital, Rafa y Jaime se hicieron acompañar de un guapo chico que se caracterizó mitad diablito y mitad charro.  Quien se llevó aplausos y muchas sonrisas por parte de los asistentes, fue la Señorita Distrito Federal, quien lanzando besos y luciendo su corona y cetro, cantaba aquella canción de "Señoriiiita, Méeeexico....", asegurando que no le sería difícil alcanzar la corona de Miss Universo. 

Los invitados a la fiesta se esmeraron en sus disfraces y caracterizaciones, para asistir a esta nueva cita en el famoso Edificio Basurto de la colonia Condesa

Saludamos también al "güerito" Daniel Villa R, que vestía como luchador enmascarado; a Alex Matzumoto, que lució un elegante traje tradicional japonés y maquillaje al estilo Kabuki; y desde luego a Don Enrique Serrano, todos ellos quienes, como es su costumbre, nos hablaron de las actividades de promoción de la cultura que realizan exitosamente en todo el país.

Muy animados vimos al empresario Álvaro Nicoláu, al pianista  Roberto de la Torre, al cotizado modelo sudamericano Carlos Kovalsky, así como al fotógrafo Paco Calderón, vistiendo un traje de charro de gala (con botonadura de plata) y en compañía de una espectacular Adelita.  Por ahí andaban también los hermanos Jaime y Carmen Kuri; Luís Olvera y el diseñador de ropa Fabián Bergara; Julio César "el flaco" y el preciosísimo y talentoso actor Miguel Ángel de la Cueva.

Después de dar el tradicional Grito de la Independencia, de ver en un monitor al Presidente de la República desde el balcón principal de Palacio Nacional y de bailar al ritmo de la mejor música del momento, comenzó el gran concurso de disfraces, animado y conducido por Tito Vasconcelos. Y aunque fue muy difícil seleccionar a un ganador entre la enorme cantidad de estupendos disfraces, en esta ocasión ganó la enorme simpatía y chispa de la representante de la belleza femenina de la capital del país: Señorita Distrito Federal. El público le consagró como ganadora con sus gritos y aplausos, sin dejar duda de su enorme simpatía y aprobación.

Un vikingo y un apache en una muy cordial charla

Tacho, con un muerto viviente y Julio César

Sin duda, una de las mejores fiestas del año por donde se le vea. GM se congratula de ser parte de los festejos de la Independencia, organizados por la gente bonita de esta ciudad, como nuestro amigo Willy Huzl. Le deseamos que cada mes de septiembre y durante muchos años más, continúe festejando con todos sus amigos muchos cumpleaños y -desde luego- muchos gritos de la Independencia. ¡Muchas felicidades!

(Evento realizado en la Ciudad de México, en el mes de septiembre de 1990)