Si te gusta pasar los fines de semana en lugares tranquilos, con opciones turísticas y culturales, y viajar en compañía de tus amigos, de un romance o de plano solo, considera visitar el hermoso pueblo de Malinalco, en el Estado de México.

 

El paisaje natural

Enclavado en la confluencia del eje neo-volcánico transversal y la Sierra norte del estado de Morelos, el pueblo de Malinalco reúne en un mismo lugar hermosos paisajes naturales, una rica historia y un destacado legado arquitectónico, todo esto en el marco de la plácida y alegre provincia mexicana.

Malinalco se encuentra al sur del Estado de México, a 70 kilómetros de la ciudad de Toluca y a tan sólo dos horas y media de recorrido en automóvil desde la Ciudad de México. Goza durante todo el año de un clima cálido moderado y húmedo, lo que ha atraído a varios residentes de la capital mexicana que han establecido ahí sus casas de fin de semana. Existe un estupendo club de golf y, desde luego, muchos servicios adecuados para el gusto y el bolsillo de cualquiera.

Las formaciones montañosas, la vegetación y la fauna local, hacen de Malinalco un sitio en verdad espectacular y único.  Y, bueno, si andas en tu temporada romántica, ¡lo vas a adorar!

   
   
   
   
   

Historia y zona arqueológica

La historia de Malinalco se remonta a las culturas prehispánicas y fue poblado por grupos humanos de las culturas teotihuacana, tolteca, matlazintla y azteca. De estas dos últimas culturas, aún perdura un importantísimo sitio arqueológico ubicado en la cima del Cerro de los Ídolos, al oeste del poblado. A este lugar acudían los caballeros águila para realizar ceremoniales de iniciación como guerreros aztecas. Una de las edificaciones más destacadas de la zona arqueológica, es la "Casa de las Águilas y los Tigres", una pirámide - templo tallada directamente sobre la piedra de la ladera de la montaña- en la que se reunía la clase gobernante para tomar importantes decisiones.

Este espacio (alrededor de cuya puerta se encuentra representada la boca de una serpiente), simbolizaba para los guerreros prehispánicos las puertas del  Mictlán o inframundo, donde tras entrar y realizar toda una serie de ceremonias y rituales mágicos, regresaban al mundo de los vivos convertidos en los legendarios caballeros águilas de los ejércitos mexicas.

   
   
   
   
   
   
   
   
º  
   

Museo universitario en Malinalco

El Museo de la Universidad Autónoma del Estado de México está ubicado Sobre la calle Amajac esquina con Agustín Melgar, justo a los pies de la Zona Arqueológica, en el Barrio de Santa Mónica.  Está integrado por siete salas temporales y de exposiciones permanentes. Las salas de Fiestas, Tiempo de Lluvias, Corte Estratigráfico, Inframundo, Tiempo de Secas y la del Cuauhcalli, te darán una visión global de las costumbres y de la cultura de sus antiguos pobladores.

La atención de los guías del museo es en verdad esmerada, al acompañarte durante todo el recorrido con explicaciones y respuestas a tus dudas. En verdad, la visita al museo universitario en Malinalco es obligada.

   
   
   
   
   
   
   
   

Ex-convento agustino del Divino Salvador

Debajo del Cerro de los Ídolos descansa el poblado de Malinalco, mismo que fue de los primeros en ser colonizados por los españoles a su llegada a México en el siglo XV. Testimonio de ello son la capilla de Santa Mónica y el Templo agustino del Divino Salvador, destacando este último por la hermosa realización de su convento anexo, el ex-convento de la Transfiguración, que cuenta con un hermoso patio central flanqueado con arcos (siguiendo el esquema tradicional de este tipo de construcciones en la Nueva España, pero con todos los techos y muros interiores cubiertos por hermosos murales al fresco con motivos barrocos que representaban las especies vegetales, de aves y mamíferos más importantes para los indígenas de la región).

En la entrada de este magnífico recinto se encuentra un cuidado jardín con especies propias del lugar y unos bellos muros de piedra, a los que el tiempo ha dado una pátina oscura que da realce al lugar. Contrasta la sencillez del moderno quiosco y de la plaza, construida recientemente al frente del portón principal del templo. 

   
   
   
   
   
   

 

Infraestructura urbana y turística

Malinalco cuenta con una buena infraestructura así como con varios pequeños hoteles, posadas y varios restaurantes. Recorrer sus calles a pie te permitirá descubrir hermosos detalles en las casas típicas de la zona, que reflejan la tranquilidad y belleza que han tenido por siglos.

 

Además recientemente se han instalado en la zona varios locales con productos de diseño, artesanías y textiles que aumentan el atractivo de este poblado. Especialmente se recomienda visitar el tianguis, que se instala los domingos y los martes, días en los que se pueden adquirir productos frescos de las huertas de la zona como legumbres, verduras, e incluso algunos frutos exóticos típicos de esta región de México.

 

   
   
   
   
   

Así pues, cuando tengas ganas de escaparte de la ciudad y pasar unos días estupendos (quizás a lado de una cita romántica), piensa en este singular destino del Estado de México: el pueblo de Malinalco.

 

GAY MÉXICO, abril de 2009