Detectan sexoservicio en el Metro

En estaciones como Insurgentes y otras que están ubicadas sobre Tlalpan, hay presencia de prostitución, sobre todo por las noches.

Por Antonio Baranda y Arturo Sierra / Grupo Reforma


(19 Abril 2005).- El sexoservicio no sólo se ofrece en las calles de la Ciudad de México, sino también en algunas estaciones del Sistema de Transporte Colectivo.

Funcionarios de la dirección de Seguridad del Metro explicaron que sí han detectado prostitución en los andenes, no sólo de travestis, sino también de mujeres.

Sin embargo, reconocieron que por el simple hecho de permanecer parados en los andenes, no se les puede invitar a salir o remitirlos ante un juez cívico, pues hasta ese momento no incurren en delito o falta administrativa.

El Director de Seguridad del Metro, Mario Alberto Izazola afirmó que no pueden retirar de las estaciones, pasillos, andenes o convoyes, a ninguna persona por su vestimenta o preferencia sexual y aceptó que hay casos de prostitución en las estaciones del Metro.

"La CDHDF nos ha pedido que no detengamos a ninguna persona por su vestimenta o preferencia sexual, muy poco podemos hace contra esos casos de prostitución", dijo Izazola.

Explicaron que en estaciones como Insurgentes, de la Línea Uno, y otras de la línea dos que están ubicadas sobre la Calzada de Tlalpan, hay presencia de sexoservicio, fundamentalmente durante las noches.

Izazola agregó que a partir de la recomendación que emitió la Comisión de Derechos Humanos del DF al STC, porque vigilantes de la estación Rosario presuntamente golpearon a un homosexual, están más atentos a no incurrir en violaciones a las garantías individuales.

La CDHDF informó que en mayo de 2004 un hombre tramitó una queja en la que expuso que tres vigilantes de la estación Rosario lo llevaron a un cuarto, donde lo insultaron y agredieron físicamente.

Un día después de tramitada la denuncia, la Comisión solicitó un informe a las autoridades del Metro, y urgió a los funcionarios del STC a tratar con respeto y rectitud a los pasajeros, así como evitar conductas agresivas, intimidatorias o discriminatorias.