Inédito: circuncisión contra el sida

 
Doctores impulsan original campaña en el sur de África


JOHANNESBURGO, Sudáfrica (Por Sharon LaFraniere, de “The New York Times”).— Durante más de diez años los residentes del sur de África han combatido el avance del sida con todos los recursos a a su alcance, desde condones y campañas de abstinencia hasta dosis de fármacos antirretrovirales para mujeres embarazadas, pero la epidemia continúa su implacable avance.

Ahora un número creciente de doctores y legisladores en la región apuntan a un arma sencilla y posiblemente potente contra nuevas infecciones: la circuncisión en hombres.

Armados con nuevos estudios que sugieren que la circuncisión masculina puede reducir las probabilidades de infección en los hombres, y quizá en las mujeres, trabajadores de salud en dos países del sur de África ejercen presiones para que la circuncisión esté al alcance del público para satisfacer lo que califican de una floreciente demanda.

Los estudios más impactantes sugieren que los hombres pueden reducir su propio riesgo de infección hasta en dos terceras partes, y que los hombres infectados pueden reducir un 30% las probabilidades de transmitir el virus a sus parejas simplemente sometiéndose a la circuncisión.

Las investigaciones sugieren que las células en la parte inferior del prepucio son blanco primario del virus, y que desgarres y abrasiones en la zona pueden dar ocasión a la infección.

La validez del enfoque todavía es objeto de examen. Pero en Lusaka, la capital de Zambia, cirujanos del Hospital Universitario de Enseñanza comenzaron a ofrecer circuncisiones hace 18 meses a un precio de tres dólares, y están exhortando al gobierno para que extienda el servicio. El Dr. Kasonde Bowa, urólogo, informó que reciben al mes 400 solicitudes, ocho veces más de los que los cirujanos pueden atender.

“Una razón para que hayamos decidido establecer este servicio fue el aumento de evidencia en investigaciones relacionadas con la reducción del VIH”, el virus causante de sida, indicó. “La evidencia es muy fuerte”.

En Swazilandia, el Ministerio de Salud patrocinó un taller en enero para entrenar a 60 doctores en el procedimiento de circucisión en respuesta a lo que llamó un aumento de la demanda.