Homofobia: problema social de arraigo milenario

Entrevista a Abán Praxedis Franco, ganador de mención honorífica en certamen sobre discriminación*

 

Por Christian Rea Tizcareño

 

En junio de este año, Abán Praxedis Román Franco recibió mención honorífica por participar en el primer Certamen Universitario de Ensayo sobre la Discriminación en México, organizado por la UNAM y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), con el texto Homofobia: Apuntes de su historia y realidad actual.

 

Abán estudia la licenciatura en letras hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y es integrante del Colectivo Universitario Michael Foucault por la Disidencia Sexogenérica; aprendió danza y actuación en el INBA, y es la primera vez que ingresa a un concurso de esta categoría. En entrevista con NotieSe, el escritor de 24 años habla de su trabajo.

 

¿Qué significó para ti el concurso?

 

La discriminación y la homofobia son problemas sociales que tienen un arraigo cultural milenario. La oportunidad que brindan la UNAM y el Conapred es muy importante; pero la sociedad tiene que luchar por crear sus propios espacios.

 

¿Cómo está la discriminación en México?

 

Aunque existe una ley para prevenir la discriminación, no hay un reglamento que regule y castigue los delitos por discriminación en el país. Los esfuerzos del gobierno son casi nulos y lentos.

 

¿Has sufrido homofobia?

 

En una clase de la universidad un compañero preguntó consternado por qué en x novela un chavo tiene relaciones sexuales con otro. El profesor, en lugar de decir ‘al autor le interesaba que pasara por tal circunstancia o era importante para el desarrollo del personaje’, comienza a hacer chistes de los putos.

 

Cuando se habla en las aulas sobre diversidad sexual, lo primero que ocurre son chistes para atacar, denigrar y hacer menos la diferencia. El albur es un juego de discriminación, no sólo sexual, sino de género, de la hombría, de la masculinidad. Define lo que es ser viril y lo que no es.

 

La homofobia la vivimos todos los homosexuales cotidianamente. Voy caminando por la calle con mi novio y la gente me observa con miradas acosadoras por estar tomado de la mano de otro hombre o por besarlo, por abrazarlo, o por decirle alguna palabra cariñosa. Los comerciales, la publicidad, los programas de televisión, los noticiarios, los anuncios oficiales y el discurso de los políticos siempre están plagados de chistes homófobos.

 

La homofobia alcanza, incluso, a la misma comunidad gay. Amigos hacen chistes sobre el rol que juegan las personas en el coito. Resulta que ser penetrado es un acto denigrante: “pinche pasiva, eres bien pasiva”. Feminizar a los hombres es discriminación porque en el ideario cultural la mujer vale menos.

 

La gente dice que la sociedad se ha abierto más, que ya no existe homofobia, que en la ciudad eso no sucede, que a lo mejor se da en un rancho perdido en la sierra, en la montaña o en la selva, pero no es verdad.

 

Las cifras que remiten a crímenes contra homosexuales son alarmantes, y las que no se denuncian son más graves. Hay un gran número de delitos que no son tipificados como asesinato por homofobia, sino como “crimen pasional” o “suicidio” con una bala que se disparó a 20 metros de distancia.

 

¿La educación en México combate la discriminación?

 

La educación académica no te exime de tener prejuicios, de tener tabúes, de seguir reproduciendo esquemas sociales machistas y patriarcales. Además de laica y gratuita, debería de ser incluyente y de calidad.

 

En las “Guías de Padres” de Martita Sahagún no se habla de sexualidad. Sólo dedican tres líneas para decir “los niños y las niñas se deben de gustar en algún momento”. Creer que este tipo de información es la que necesitan las familias para “vivir mejor” es sumamente cuestionable.

 

¿Cuál es la solución para erradicar la discriminación?

 

La diferencia es parte del ser humano. Hay que respetarla y debemos de unirnos contra la discriminación. Llamo a todas, todos y “todes” a reflexionar qué tanto se discriminan a sí mismos, a los demás, a pensar por qué lo hacen y a tratar de cambiarlo.

 

* El texto completo de su ensayo está en la sección Documentos de interés en la página de NotieSe. www.notiese.org