Le sobra amor a Bill Paxton

Bill Paxton protagoniza la serie ´Big love´, en la que interpreta a un hombre que practica la poligamia

Alexandra Bretón
El Universal
Domingo 01 de octubre de 2006

LONDRES.- La televisión de paga tiene la particularidad de poder derribar fronteras y exponer diferentes temas que en otro medio serían difíciles de ver. El canal HBO se ha caracterizado por explorar polémicos tópicos para sus series.

Primero, revelaron las entrañas de la mafia en Los Soprano, después innovaron exponiendo la otra cara de la homosexualidad en Queer as folk; ahora el canal pone la mira en un tema que escandaliza a varios y abre brecha en la pantalla chica: la poligamia.

La nueva serie Big love, producida por Tom Hanks, a estrenarse hoy a las 23 horas, gira alrededor de Bill Henrickson, interpretado por Bill Paxton, (Tornado y Apollo 13), quien, a primera vista, parece un hombre común de Utah, pero tras las puertas de su hogar, nada es convencional.

Él es un mormón de Salt Lake City que tiene tres esposas: Barb (Jeanne Tripplehorn), Nicki (Chloe Sevigny) y Margene (Ginnifer Goodwin) y siete hijos. Como cualquier patriarca común y corriente, pero por triplicado, se esfuerza por equilibrar las necesidades emocionales, financieras y sexuales de sus tres esposas.

En entrevista durante la presentación a la prensa internacional del programa, el actor de 51 años, Bill Paxton, asegura que para él, una buena representación de la comunidad mormona era primordial.

"Me importaba mucho que los personajes fueran llevados a la pantalla de una manera seria, mostrando sus convicciones espirituales, pues nunca haría un show que hiciera burla de un grupo, en otras palabras, no busco alimentar la controversia".

Pero la polémica llega con la simple premisa de la serie, pues desde que se anunció su estreno en marzo de este año, desató el debate.

La comunidad mormona manifestó su preocupación por la forma como serían retratados en la pantalla chica.

"Ellos (la comunidad) se han querido alejar de sus raíces polígamas desde hace 100 años, así que lo último que quieren es un show que hable acerca de ello", comenta Paxton.

Al momento de describir su personaje, el actor asegura que Henrickson es un hombre que quiere hacer lo mejor para su familia y para Dios, dos cosas que, asegura, son sus guías para interpretarlo.

"Este es un hombre al que siempre lo llama su fe, por mucho que lo niegue o quiera huir de ello".

Aunque Paxton es considerado uno de los actores más reconocidos y veteranos del medio, afirma que nunca había tenido la oportunidad de hacer el papel del galán principal.

"Siempre fui el tipo que perseguía tornados, ahora es un poco loco que tenga tres historias de amor al mismo tiempo".

"Lo gracioso de Big love es que tengo que ser el hombre guía, pero también me están dando la oportunidad de hacer comedia física y también tengo mis romances con varias mujeres, esa no es una mala situación, es la fantasía de todo hombre, ¿cierto?", comenta entre risas.

 

"Es grandioso interpretar a un tipo que trata de mantener a estas mujeres físicamente felices".

 

Sin celos

Barb es la primera y la esposa legal, a quien conoce desde la universidad y comparte con él un vínculo más fuerte que con las demás; Nicki es la segunda esposa, quien sufre de una compulsión por comprar todo lo que anuncian en la televisión, y su amor más reciente es Margene, quien se enfrenta a los retos de compartir a su esposo y ser quien cuida a los hijos.

Esta feliz y gran familia no comparte un hogar, pero viven muy cerca. Cada esposa tiene su propia casa, pero están construidas una al lado de la otra, y mediante turnos ordenados, las tres comparten a su marido cada noche, tratando de mantener alejados los celos.

Basta decir que la poligamia fue prohibida por la Iglesia mormona a fines del siglo XIX y según un estudio realizado por la Oficina del Fiscal General de Utah y Arizona hace un año se reveló que en esa zona hay 40 mil personas que practican la poligamia como forma de vida.

Paxton finaliza alentando al televidente a no dejar que la polémica lo ahuyente de ver Big love.

"Sólo espero que la gente religiosa le dé una oportunidad a la serie antes de hacer cualquier tipo de comentario o juicio."