Prevén en este invierno influenza más severa

Por: Patricia Huesca / Miércoles 4 de Octubre de 2006

Este invierno se prevé que la influenza llegue a nuestro país con mayor intensidad que en otros años, dijo a Crónica José Ignacio Santos Preciado, director del Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Cada año la influenza estacional causa una serie de enfermedades como la neumonía, asma y complicaciones respiratorias, principalmente a los ancianos y niños menores de dos años.

Todos los años el virus que ocasiona la influenza cambia, “se tiene que hacer una vacuna distinta, sin embargo, reconoció Santos Preciado, la efectividad del antídoto es de un 70 por ciento”.

Por ello es muy importante abrigarse, tomar vitamina C a través del jugo de naranja o suplementos alimenticios, vacunarse y en caso de sufrir resfriado, guardar reposo, mantenerse aislado y consultar a su médico.

En el último siglo se han registrado tres pandemias de influenza: la española en 1918 que ocasionó 50 millones de muertes, la de 1957 llamada influenza asiática que fue la responsable de 12 millones de fallecimiento y la de Hong Kong de 1967 que causó el deceso de 22 millones de personas en el mundo.

Las aves (pollos) pueden transmitir el virus que afecta a humanos, dijo, “el problema se presenta cuando este virus muta y se convierte en uno muy potente, entonces mata a muchas aves”.

Si el virus infecta a humanos puede ser un peligro, como ha sucedido con el H5N1, que a la fecha ha contagiado a unas 230 personas en el mundo.

ESTUDIO.

El virus AB ha sido el causante de este tipo de influenza, señaló el epidemiólogo, “por el momento más del 50 por ciento de las personas contagiadas han muerto”.

Al respecto, una investigación publicada en la revista médica Science explica cómo un pequeño cambio en uno de los 10 genes del virus de la gripe (influenza) puede convertir a este microorganismo aparentemente benigno en un agente especialmente virulento para los humanos.

El hallazgo revela por qué en 1997 se produjo una epidemia muy severa de gripe en Hong Kong (China). Científicos estadunidenses han descubierto en estudios llevados a cabo en ratones que una mutación mínima en el gen PB2 de la forma benigna del virus puede conferirle una potencia lesiva inusitada.

La función de esta región genética vírica aún no se conoce con claridad, pero los autores sugieren que el PB2 codifica para un enzima que favorece que las células del organismo infectado fabriquen nuevos virus.

La influenza se esconde en algunos animales (aves, cerdos) y de ahí salta al humano. En el caso reciente de Hong Kong, el agente mortal, la cepa H5N1, procedía de unos pollos.

MÉXICO.

En el caso de nuestro país, la Secretaría de Salud se ha estado preparando para prevenir cualquier eventualidad relacionada con la influenza, dijo el epidemiólogo.

“Contamos con una dotación suficiente de vacunas para esta temporada invernal, sin embargo hay que preparar a la población para que sepa qué debe hacer en caso de que se presente una eventualidad”, señaló.

Desde campañas preventivas, vacunación e información amplia sobre lo que se debe y no se debe hacer, concluyó.

Temen pandemia si el virus H5N1 de la gripe aviar muta

El brote de gripe española de 1918, que mató a 50 millones de personas en todo el mundo, provocó una respuesta inmune exagerada que ayudaría a explicar por qué el virus resultó tan letal, afirman científicos de la Universidad de Washington.

La pandemia fue una de las peores que se conocen y provocó el fallecimiento de más gente que la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, los investigadores no conocían el por qué.

Infectando ratones con una versión reconstruida del virus y vigilando su respuesta, un equipo de científicos cree haber encontrado indicios para resolver el rompecabezas, así como un posible modo de combatir una pandemia de gripe.

“Lo que creemos que está pasando es que la respuesta inflamatoria de la célula huésped es activada por el virus y que esta respuesta hace al virus mucho más dañino para la huésped”, dijo el doctor John Kash, de la Universidad de Washington en Seattle, que dirigió al equipo de trabajo.

“Es una respuesta inflamatoria exagerada”, manifestó Kash durante una entrevista y añadió que podría haber causado una respuesta inmune similar en los humanos.

Kash y sus colegas, cuya investigación fue publicada en la revista Nature, creen que apuntar a la respuesta del sistema inmune del paciente contra la infección, además de al virus en sí mismo, podría ser una lucha a dos bandas efectiva ante un posible brote de gripe.