La ciudad de Barcelona patenta su lucha contra la homofobia

* Colocarán en la vía pública una escultura dedicada al colectivo homosexual

 

México DF, octubre 4 de 2006 (Redacción NotieSe).-

 

La localidad de Sitges en Barcelona será la primera ciudad española que tendrá, en la vía pública, una escultura dedicada al colectivo homosexual, según informó la agencia Europa Press.

 

La escultura es un triángulo invertido color rosa —símbolo internacional de los homosexuales— hecho con piedra del Garraf, comarca donde se encuentra Sitges. La localidad ya es conocida internacionalmente por ser un lugar de encuentro de este colectivo y en los últimos años ha proliferado el turismo gay en la zona.

 

La obra de arte estará situada en el cuarto espigón y será descubierta mañana jueves por el alcalde de la localidad, Jordi Baijet (PSC) y un joven de 18 años. La placa conmemorativa tendrá la inscripción 'Sitges. 1996 - 5 octubre 2006. Contra la homofobia'.

 

La fecha de 1996 es especialmente significativa para la localidad. En mayo de aquel año el gobierno municipal —dirigido por PP y CiU— fue denunciado por elaborar fichas policiales de gays que paseaban por la calle.

 

A pesar de que las entidades homosexuales reclamaron una disculpa oficial del Consistorio y la dimisión del concejal de Gobernación, éstas nunca llegaron.

 

Durante todo el verano, el ambiente entre la comunidad gay y otros sectores del pueblo se fue caldeando, hasta que en septiembre un grupo de neonazis agredieron a un camarero homosexual.

 

Las entidades homosexuales convocaron una manifestación de protesta. El 5 de octubre —mañana jueves hará diez años— se realizó la manifestación, pero grupos locales insultaron a los manifestantes, les agredieron y les tiraron huevos, por lo que tuvieron que salir escoltados por la policía.

 

Ahora, una década más tarde, el gobierno municipal ha decidido recordar aquella fecha con esta escultura, la distribución de carteles contra la homofobia y una exposición con fotografías sobre lo ocurrido en 1996.

 

El portavoz del Frente de Liberación Gay de Catalunya, Eugeni Rodríguez, explicó a Europa Press que este reconocimiento "cierra una herida" y supone la primera escultura de este tipo en Catalunya y España.