* Empresarios no se arriesgan a invertir en el sector

Turismo gay, mercado de 4 mil 500 millones de dólares

Viernes 6 de octubre de 2006

CAROLINA GOMEZ MENA

El término gay-friendly es cada vez más utilizado en el mundo empresarial pues las cifras demuestran el gran potencial de compra de este sector, el cual, por lo general no tiene que solventar el gasto de hijos, y tiende a preocuparse más por su imagen personal, tal y como lo comprueban diversos estudios de mercado. El consumo mundial de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transgénero (LGBT) deja una derrama económica anual de 700 mil millones de dólares, y en el caso de México se calcula que es de poco más de 4 mil 500 millones de dólares.

Nuestro país es considerado actualmente como el segundo destino turístico gay de Latinoamérica y es Puerto Vallarta la zona que cuenta con más restaurantes, hoteles y centros nocturnos especializados en este segmento de población, gay-friendly.

No obstante, en algunos otros destinos turísticos integrantes de esa comunidad han tenido "problemas", como en el caso ocurrido a principios de año en Los Cabos, Baja California Sur, narró Raymundo García, director comercial de la primera agencia de viajes especializada en este sector, quien agregó que una pareja de homosexuales fue "corrida de su hotel por besarse en la alberca".

Ante el hecho de que México (que se estima cuenta con cinco millones de personas gay) es considerado como destino turístico homosexual, sobre todo de Europa y que, sin embargo, "aquí muchos integrantes de esta comunidad son víctimas de constantes actos discriminatorios por parte del personal de hoteles, comercios y aerolíneas" es que empresarios y activistas que defienden los derechos del colectivo LGBT decidieron realizar la primera Expo Turismo Diferente, expuso García.

En conferencia de prensa en la que se remarcó que la intención no es sólo aprovechar el potencial de mercado del sector, sino también brindarle servicios turísticos de calidad, García anunció que la expo se llevará a cabo hoy y mañana en Londres 104, colonia Juárez.

De acuerdo con el empresario, el cual forma parte del corporativo CabaréTito, que cuenta con hoteles, restaurantes y bares dedicados a la comunidad LGBT, aunque Puerto Vallarta es el destino con más infraestructura para el sector, resaltó que otros sitios como Acapulco, Cancún, Punta Mitla y Cuernavaca, además del Distrito Federal, ya cuentan con instalaciones exclusivas para esta colectividad, lugares en los cuales -remarcó- no por ser "de ambiente" se pueden violar ciertas reglas.

"Ya hay varios hoteles orientados a clientes LGBT; aún la infraestructura es pequeña, pero no pobre. Lo que sucede es que no hay empresarios que construyan grandes complejos hoteleros para el sector, entonces los que hay son pequeños, pero con todas las comodidades y en ellos se puede ir en pareja y puede haber ciertas manifestaciones -tal y como ocurre en los hoteles en donde acuden parejas heterosexuales a vacacionar-: no por ser de ambiente se pueden tener relaciones sexuales en cualquier lugar del hotel".

Fustigó el hecho de que los grandes empresarios del medio turístico no se arriesguen aún a invertir en el sector, no porque no lo encuentren atractivo, sino por considerar que nuestro mercado es vulgar o prosaico, pero en cambio sí les abren las puertas a los spring breaker, que les destrozan las instalaciones".

Apuntó que la Secretaría de Turismo federal hasta el momento no les ha puesto ninguna objeción para otorgarles los permisos de operación, pero confió en que en lo sucesivo haya más "acercamiento", tal como ocurre en otros países como Canadá, Holanda y Estados Unidos.

Según estudios este sector administra de diferente manera sus ingresos y tiene buena movilidad social y muchos de sus integrantes tienen además mejor poder adquisitivo porque tienden a prepararse mucho más que los heterosexuales ello a fin de ser discriminados lo menos posible. Tan sólo en España la comunidad gay gasta más de 3 mil 300 millones de euros en viajes.