* Posponen fallo sobre la licitación de la Ssa; Laboratorio Best, demandado por Sico

Disputas por el mercado de condones

* DKT carece de permisos para la venta del preservativo femenino, acusa Brigada Callejera

Sábado 7 de octubre de 2006

ANGELES CRUZ MARTINEZ

La venta de condones también es motivo de disputas legales en el mercado privado. La empresa Sico inició una demanda legal en contra del Laboratorio Best, que fabrica el Simicondón, por considerar que en su publicidad copia parte del diseño de su publicidad. En otro frente, la empresa DKT es acusada por la organización civil Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Elisa Martínez de vender en México el condón femenino sin los permisos correspondientes.

Jaime Montejo, coordinador de comunicación social de la agrupación, explicó que ésta es propietaria de los derechos legales del preservativo dirigido a las mujeres, tanto del registro sanitario como de los derechos de patente y el permiso de importación. Todos estos documentos fueron obtenidos por Brigada Callejera hace ya dos años.

En tanto, la audiencia para dar a conocer el fallo de la licitación de la Secretaría de Salud (Ssa) para la compra de 27 millones de condones fue pospuesta por las autoridades hasta el próximo jueves. Alfonso Treviño, representante legal de la firma Trenkes, comentó que esta decisión coincide con lo dicho por el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Juan Antonio García Villa, respecto a que ese mismo día el organismo concluiría la investigación que realiza sobre la producción de Trenkes.

Hasta la semana pasada, esta empresa llevaba la delantera en el concurso 000120005-014-06, por el precio de sus condones, de 48 centavos la pieza. Sin embargo, el viernes 29 de septiembre la Cofepris suspendió la línea de fabricación de la planta de Trenkes ubicada en Acapulco, con el argumento de que las cajas de los preservativos incumplían la regulación sanitaria. Además, los inspectores se llevaron muestras del producto para realizarles un segundo análisis sólo en este año.

A su vez, la representación legal de Trenkes presentó el pasado lunes primero de octubre una denuncia ante la misma Cofepris por la violación a la normatividad en que ha incurrido Profilatex al vender preservativos al IMSS con leyendas que inducen al engaño. Los empaques de los condones Posssess que actualmente se distribuyen en las clínicas del Seguro Social señalan que "ayudan a la planificación familiar y reducen el riesgo de embarazo o contagio por VIH (SIDA) y otras infecciones transmitidas sexualmente" (ITS).

La Norma Oficial Mexicana (NOM) 016 que establece las especificaciones sanitarias de los condones de hule látex establece que los empaques deben decir que "pueden ayudar a reducir el riesgo" de ITS, así como en la prevención del embarazo.

El jueves pasado, La Jornada visitó la planta de Profilatex, y sus representantes Gabriela Azpeitia y Ricardo Fernández Guevara mostraron preservativos de esta marca con leyendas que cumplen con la NOM.

Desde su incursión en el mercado público en octubre de 2005, la empresa Trenkes, cuyas oficinas centrales están en Naucalpan, estado de México, ha ganado seis licitaciones de aproximadamente 55 (por alrededor de 50 millones de condones) que han convocado las instituciones públicas de salud, principalmente el Instituto Mexicano del Seguro Social.

A su vez, Profilatex surgió en 1991, forma parte del corporativo DL, el cual da empleo a más de 2 mil personas. Fabrica más de 20 marcas de condones y por su calidad cuenta con reconocimiento nacional e internacional. Con tres líneas de producción, diariamente elabora 750 mil preservativos y es uno de los principales proveedores del sector público.

Mientras tanto, una nueva disputa se inicia entre la empresa Sico y el Laboratorio Best, propiedad de Víctor González Torres, quien apenas fue notificado de la demanda interpuesta en su contra debido que el Simicondón se publicita con un diseño muy parecido al de Sico.

El empresario comentó, en entrevista, que el verdadero problema es que "vendo barato y cuando tengo éxito les molesta". Dijo que el diseño del Simicondón no se parece al de Sico, pero además, la demanda en su contra "no es algo que tenga importancia, pero si me siguen molestando voy a vender más barato".

Por su parte, Brigada Callejera, que desde 1995 realiza un programa de mercadeo social de condones, obtuvo en 2003 los permisos de importación, el registro sanitario y la patente para comercializar en el país el condón femenino. Desde entonces, la empresa DKT ha traído el mismo producto "pirata o de contrabando", comentó Montejo, y lo vende aquí, y lo más grave, apuntó, es que también las instituciones gubernamentales le han comprado el producto.