Impulsan reformas en cámaras divididas

Por José Eseverri / 8 de octubre de 2006

Lo mismo en Europa que en Latinoamérica, los gobiernos batallan para lograr acuerdos

Un vistazo a legislaturas renovadas recientemente en diversas democracias, ofrece lecciones para el avance de reformas en la Legislatura que recién arrancó en México.

En el Continente Americano, dos populares gobiernos enfrentan resistencias a sus agenda de reformas: la alianza que llevó al poder a Michelle Bachelet en Chile y el reelecto Álvaro Uribe en Colombia.

Del otro lado del atlántico, y también desde extremos del espectro político, la Canciller alemana Angela Merkel y el Primer Ministro de Italia, Romano Prodi, se las arreglan para impulsar reformas pese a contar con frágiles coaliciones en sus respectivos parlamentos, producto de elecciones cerradas.

En septiembre, mientras en el Congreso mexicano se alcanzaba apenas un acuerdo para repartir las comisiones, en estos países se discutieron temas que en alguna medida coinciden con la agenda legislativa que adelantó el Presidente electo, Felipe Calderón.

 

Chile

En su visita por Chile, Calderón elogió el modelo chileno de gobierno de coalición y lo propuso como inspiración para México.

Sin embargo, la administración de Bachelet no ha tenido un inicio terso y su agenda ha tenido que definirse en respuesta a las protestas estudiantiles en demanda de mayor financiamiento público a las escuelas.

Las protestas se apagaron luego que el gobierno anunciara recursos adicionales y la instalación de una comisión para estudiar las reformas.

Ahora Bachelet propone duplicar los fondos para los estudiantes más pobres en los siguientes cuatro años.

Esta semana, definió con los partidos una agenda legislativa donde acordaron convertir 23 iniciativas en ley antes del 31 de diciembre, dando prioridad a la reforma sobre calidad de la educación.

 

Colombia

Una coalición mayoritaria no garantiza la aprobación de reformas. Tras haber sido reelecto por amplio margen, parecía que Álvaro Uribe tenía en la bolsa una ambiciosa reforma fiscal, pero el proyecto permanece atascado debido a disputas entre sus aliados por cargos en el gobierno.

A pesar de contar con la aprobación de más del 70 por ciento de los colombianos, Uribe no ha podido sacar adelante su reforma y empiezan a surgir puntos de discordia, principalmente por la aplicación de IVA a productos de la canasta básica, como el arroz, la papa y la leche.

Al igual que la reforma fiscal sugerida por Calderón, la iniciativa pretende eliminar impuestos patrimoniales y bajar el impuesto sobre la renta, pero mantener una recaudación de 16 por ciento del PIB.

Otro proyecto cuestionado por los congresistas es el que busca reformar el régimen de transferencias de recursos del gobierno a los departamentos y municipios.

Las disputas en la bancada uribista han sido aprovechadas por la oposición, que ha fijado una agenda incómoda para el conservador Presidente al proponer el reconocimiento de las parejas homosexuales.

 

Italia

Con todo y su origen de izquierda, el gobierno de Romano Prodi se ha visto obligado a buscar reformas enfocadas a liberalizar la economía, que se encuentra rezagada frente a las potencias de Europa.

La coalición de Prodi ha respaldado sus iniciativas para acotar privilegios gremiales, lo mismo al permitir que se vendan medicinas en supermercados que la liberalización de las matrículas de taxis.

Sus iniciativas más ambiciosas incluyen recortar el gasto social y transferencias a gobiernos locales, y una reforma al régimen de pensiones que parece inaceptable para sus aliados sindicales.

En cambio, en el Parlamento avanza una reforma que aborda el conflicto de intereses entre política y medios de comunicación, herencia del ex Primer Ministro Silvio Berlusconi, el magnate de los medios.

En septiembre, un comité del Parlamento presentó una iniciativa para crear un regulador independiente que obligue a cualquier propietario o concesionario de un medio de comunicación a ceder sus activos a un fideicomiso antes de poder aspirar a un cargo público.

 

Alemania

En sus primeros meses de gobierno, la Canciller Angela Merkel alcanzó una popularidad insospechada pese a que llegó al poder en cohabitación con el Partido Socialdemócrata.

La reforma al sistema de seguridad social fue una coincidencia que hizo posible la llamada "gran coalición", pero las diferencias en su seno han desviado el propósito de disminuir sus costos y de acuerdo con sus críticos se ha quedado a medias.

Merkel tuvo que ceder en asuntos clave de su propuesta original, retrasando hasta 2009, un año más, la implementación del plan cuya columna vertebral es un fondo central de pensiones que recibirá las aportaciones de patrones y empleados.

Se espera que el debate continue durante octubre, pero las diferencias en la coalición podrían estancar otras reformas propuestas por Merkel, como la fiscal y la laboral.

 

Interés común

Temas de la agenda de reformas de los países analizados que coinciden con la de México:

· Reforma fiscal.

· Reforma al régimen de pensiones.

· Reforma laboral.

· Reforma sobre calidad de la educación.

· Reforma al régimen de transferencias de recursos federales a los estados.