Hace 5 años sabían de ´mails´ morbosos

La presión para los republicanos en EU aumenta por escándalo de Foley; una encuesta de la cadena CNN precisó que 52% de los votantes registrados estaría a favor de la renuncia de Dennis Hastert, presidente de la Cámara Baja, que sostiene que hasta hace 10 días no sabía nada sobre los mensajes impropios enviados por Foley

José Carreño
El Universal
Martes 10 de octubre de 2006

WASHINGTON.- El diputado republicano Jim Kolbe advirtió al ex diputado Mark Foley sobre sus mensajes morbosos a adolescentes que trabajaron para la Cámara Baja del Congreso estadounidense, por lo menos cinco años antes que lo aceptado hasta ahora por el liderazgo de la mayoría legislativa.

La confirmación de que legisladores republicanos habrían estado enterados de las acciones de Foley mucho antes de lo que aceptan públicamente podría tener un impacto mayor entre los votantes, que ya el fin de semana consideraban mayoritariamente que los líderes de la mayoría republicana en el Congreso "encubrieron" a Foley.

Una encuesta de la cadena CNN precisó que 52% de los votantes registrados estaría a favor de la renuncia de Dennis Hastert, presidente de la Cámara Baja, que sostiene que hasta hace 10 días no sabía nada sobre los mensajes impropios enviados por Foley a ex mensajeros (aquí se les llama pajes a los mensajeros) del Congreso, en algunos casos menores de 18 años.

El debate creó un escándalo paralelo, toda vez que las investigaciones éticas se encaminan ahora a determinar cómo y cuándo fue que los líderes republicanos supieron del problema.

Sin embargo, el diario The Washington Post afirmó ayer que Kolbe, que no se presentó a reelección este año, fue informado en 2000 de que un ex mensajero había recibido mensajes sexualmente explícitos y tras aconsejar al joven dirigirse al sargento de Armas de la Cámara Baja -equivalente a un jefe de policía interno- había confrontado al ahora ex legislador Foley.

La oficina de Kolbe dijo a la prensa que creyó que después de la conversación, el liderazgo republicano había tomado "acciones correctivas".

Kolbe es el único republicano abiertamente homosexual en el Congreso estadounidense y un legislador políticamente moderado y experto en temas comerciales y de frontera con México.

La combinación de escándalos hace que los demócratas se sientan más motivados a votar que los republicanos, de acuerdo con la encuesta de la CNN. El analista republicano Frank Luntz advirtió que el principal problema para los republicanos no es que los cristianos evangélicos que forman su base de votantes vayan a cambiar de lealtades sino que se sientan desalentados para asistir a votar.

"Lo único que se necesita es que 5% de los cristianos evangélicos decidan no votar", comentó Luntz.

En ese marco, los demócratas afirmaron ayer que nunca fueron informados de los reportes sobre los contactos entre Foley y los mensajeros y subrayaron que "si Hastert hubiera seguido las tradiciones y pasadas prácticas de la Cámara baja, habría consultado inmediatamente con el liderazgo demócrata".

Líderes republicanos trataron el domingo de atribuir el momento del escándalo a un intento demócrata de dañar a los republicanos.