* No se retira demanda por proteger a sacerdote, afirma

La SG, parcial en sanción a abogados: Joaquín Aguilar

* Cuando Rivera Carrera se presente a declarar en EU "habrá más pruebas" contra las diócesis de México y Los Angeles

Sábado 14 de octubre de 2006

GABRIEL LEON ZARAGOZA

Joaquín Aguilar, presunta víctima del sacerdote Nicolás Aguilar, acusado de abuso sexual en contra de menores, calificó de "absurda" y "parcial" la actuación y el manejo de la ley por parte de la Secretaría de Gobernación (SG), la cual anunció el jueves que dos litigantes y el director de la Red de Sobrevivientes de Víctimas de Abuso Sexual de Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) quedaron impedidos de entrar al país durante los próximos cinco años.

"Actúan con total parcialidad y no es raro que suceda ahora que se tienen que ir al Vaticano, donde tal vez quieran entregar buenas cuentas" durante la canonización del beato Rafael Guízar y Valencia -que tendrá lugar este fin de semana-, tío del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, quien también está acusado de abuso sexual en contra de menores de edad.

Joaquín Aguilar destacó además que con estas acciones parece que el gobierno federal propicia que no haya denuncias ante cualquier clase de abuso cometido por miembros de la Iglesia católica del país, ya que pretenden "callar" a la gente y la "están intimidando" para que siga "la impunidad; pero ya que andan por aquellas tierras (el Vaticano) deberían rezar por sus almas, que tal vez buena falta les haga", sentenció.

En entrevista, precisó que pese a estas acciones del gobierno federal "la demanda sigue" y no será retirada. Adelantó que en cuanto la Corte Superior de California, en la que se presentó el recurso, notifique al cardenal Norberto Rivera Carrera que se presente ante tribunales para comparecer, "habrá más pruebas" en contra de las diócesis de México y Los Angeles.

Apuntó que si el arzobispo primado de México dice tener pruebas sobre su inocencia, debe presentarlas ante esa corte estadunidense.

"Obviamente esperamos que Norberto Rivera hará hasta lo imposible para no ir a Estados Unidos, pero acudir le haría bastante bien a la Iglesia (católica mexicana) y a él", matizó.

Gobernación prohibió a los litigantes Jeffrey Robert Anderson y Michael George Finnegan, así como a David Clohessy (director de la SNAP), ingresar al país durante los próximos cinco años, sanción impuesta con base en el artículo 126 de la Ley General de Población, pues se afirma que ingresaron a México con formas migratorias de incorrectas.