Escogen entre tres candidatos: Correa, de la cátedra a la Presidencia

Por Alejandro Pairone

Pelean un millonario, un ex catedrático y un heredero de una dinastía política

Corresponsal en Ecuador

"De la cátedra a la Presidencia", podría llamarse un eventual documental biográfico del candidato izquierdista ecuatoriano Rafael Correa, del partido Alianza País, un intelectual carismático de 43 años que irrumpió hace 3 en la política y hoy lidera todas las encuestas de intención de voto.

Es un economista graduado en la Universidad Católica de Ecuador con una Maestría y un Doctorado en la universidad estadounidense de Illinois, y una Maestría en Economía en la Universidad de Lovaina, Bélgica.

Además habla inglés, francés y kichwa (idioma indígena).

Desembarcó en las grandes ligas de la política recién en 2003 como asesor del entonces Vicepresidente Alfredo Palacio, de quién se convirtió luego en Ministro del área en 2005 cuando Palacio quedó al frente del Gobierno tras la caída de Lucio Gutiérrez.

Hasta entonces, su actividad fue la docencia universitaria, la investigación económica y la consultoría en proyectos financiados por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los analistas ecuatorianos intentan definirlo como un outsider de izquierda sin estructura política, sostenido no por el voto de los pobres sino por el de los sectores medios y altos urbanos, y enfrentado con partidos tradicionales asociados a la corrupción.

Esa mezcla de discurso izquierdista antisistema con base electoral en la burguesía urbana habitualmente cautiva del liberalismo ha sido la virtud política de Correa, y le permite moverse en varios ámbitos simultáneos y contradictorios.

"Es de Guayaquil y vive en Quito (ciudades enfrentadas); tiene discurso antimperialista, pero se formó en Estados Unidos; habla inglés y francés, pero también kichwa; hizo siempre voluntariado en barrios pobres, pero enseñaba en universidades para ricos", subrayó el sociólogo Pabel Muñoz, de la Universidad Católica de Ecuador.

Y destacó además que Correa se presenta como un hombre de izquierda antimperialista, pero tiene posiciones conservadoras contra el aborto, la píldora del día después y el matrimonio homosexual.