Exhibe republicano al cura que lo violó

Por Reforma / 19 de octubre de 2006

Acusan a Mark Foley de querer desviar atención. Descarta abogado que el ex legislador emprenda acciones legales contra su agresor

MIAMI (AFP/AP).- Abogados del ex congresista republicano, Mark Foley, dieron ayer a la fiscalía estatal del condado de Palm Beach el nombre del sacerdote que supuestamente abusó del legislador hace 40 años.

Foley renunció a su puesto por el distrito de Palm Beach a finales del mes pasado, antes de que la cadena estadounidense ABC revelara el contenido de mensajes electrónicos de índole sexual que intercambió con un pasante de 16 años.

Desde entonces se han sucedido más revelaciones, que incluyen la confesión de un ex pasante que dijo haber mantenido relaciones sexuales con Foley cuando tenía 21 años de edad, y que el ex congresista republicano se había paseado por los dormitorios de los menores.

Días después de las revelaciones, el legislador -quien se internó en un centro para tratarse por alcoholismo- anunció mediante un abogado que era homosexual y que un sacerdote católico había abusado de él.

Los representantes legales informaron que entregaron la identidad del sacerdote católico, quien podría haber salido de Estados Unidos.

Voceros del condado de Palm Beach anunciaron que por ahora no revelarán el nombre y estimaron que será difícil enjuiciar al supuesto abusador porque es posible que el delito haya prescrito.

Además, hasta ahora no hay una denuncia concreta y para iniciar el proceso se requiere que la víctima presente una queja en la cual especifique el hecho, así como dónde y cuándo ocurrió.

Antes de acudir con las autoridades, uno de los abogados de Foley, Gerald Richman, indicó que su cliente tenía la intención de informar también a la Arquidiócesis de Miami y Palm Beach el nombre de su agresor.

Para algunos votantes, las declaraciones de Foley, respecto a que fue violado, sólo sirvieron para atraer simpatías públicas. Sin embargo, Richman defendió a su cliente y explicó que el supuesto abusador está vivo.

"Es parte del proceso de sanación (de Foley). Está lidiando con ese problema, pero va a tomarle tiempo", expresó.

Un portavoz de la Arquidiócesis de Miami llamó a Foley a identificar a su abusador.

"Sin el nombre del sacerdote, no hay mucho que pueda hacer la Iglesia", dijo la vocera Mary Ross Agosta.

El manejo del escándalo ha puesto en peligro el dominio republicano en el Congreso estadounidense,a semanas de las elecciones legislativas que se celebrarán el próximo 7 de noviembre.

De ser ciertas las declaraciones de Foley, este habría sido abusado sexualmente entre 1967 y 1969, cuando tenía entre 13 y 15 años.

Entonces, Foley vivía en Lake Worth, que pertenecía a la jurisdicción de la Arquidiócesis de Miami.

Hasta el momento, las autoridades no han presentado cargos contra el ex congresista.

Un vocero de la fiscalía de Palm Beach, sin embargo, informó que a pesar de que los delitos contra Foley podrían ya haber expirado, era importante seguir el caso pues el agresor podría haber abusado recientemente de otras víctimas.

"Hay un sector potencial de víctimas allá afuera", expresó.

Los analistas prevén que el distrito que Foley representaba, hasta hace unas semanas bastión republicano, se vuelque hacia los demócratas.

 

El terror de los becarios

Tras revelarse que acosaba a menores de edad, el ex legislador por Florida dijo que un sacerdote lo violó de niño.

 

2006

Sept. 29

El representante por Florida Mark Foley renuncia luego que la ABC informó que había enviado mensajes con referencias sexuales a becarios.

 

Oct. 2

Dirigentes demócratas del Congreso exigen que el Departamento de Justicia investigue los contactos de Foley con pasantes adolescentes masculinos.

La oficina del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Dennis Hastert, informó que el político tuvo conocimiento a fines de 2005 del caso del congresista Foley.

 

Oct.4

El Presidente George W. Bush pide una investigación sobre el escándalo que afecta a Foley y a los republicanos.

El abogado de Foley, David Roth, revela que el ex representante es homosexual, que fue violado cuando era adolescente por un miembro de una Iglesia y que está internado en una clínica para recibir tratamiento contra el alcoholismo.