Critica Vaticano el muro de EU

Por Reforma / 22 de octubre de 2006

No servirá para detener la migración ilegal, advierte. Cuestiona Santa Sede la política migratoria avalada por el Congreso y el Presidente Bush

REFORMA / Staff

 CIUDAD DEL VATICANO.- El proyecto de ley que prevé la construcción de un muro en la frontera entre México y Estados Unidos no resolverá el problema del flujo migratorio ilegal entre los dos países, advirtió ayer la Santa Sede.

"El muro fronterizo no servirá para establecer una política coordinada y humanitaria de la migración", señaló El Vaticano en un comunicado en el que se enumeran las conclusiones de la reunión del Consejo Especial para América de la Secretaría General del Sínodo, que contó con la presencia de Obispos de todo el continente.

"La situación social y eclesiástica en el continente muestra signos de esperanza, pero también de preocupación", agregó el texto.

En la nota se menciona de manera particular la decisión del Congreso estadounidense de construir mil 200 kilómetros de bardas en la frontera sur de ese país, lo cual desató la condena unánime de los países de América Latina.

Aunque algunos funcionarios del Vaticano habían condenado la construcción de la valla fronteriza, esta es la primera vez que dicha condena es resultado de una reunión oficial en el Vaticano de Obispos americanos.

Este mensaje se suma al cuestionamiento hecho con anterioridad por los Obispos mexicanos Renato Ascencio León (Ciudad Juárez) y Emiliano Berlie (Yucatán), ambos miembros del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes.

Se suman el presidente y secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), José Guadalupe Martín Rábago y Carlos Aguiar Retes, quienes señalaron que los prelados buscan la defensa de los derechos humanos de los emigrantes.

El muro fronterizo también había sido rechazado previamente por los Obispos católicos estadounidenses, quienes enviaron una carta al Presidente Bush en la que le manifestaban su desacuerdo con las políticas migratorias impulsadas por el Congreso y avaladas por la Casa Blanca.

El Congreso de Estados Unidos aprobó en septiembre pasado la construcción de mil 200 kilómetros de muros en la frontera con México para frenar la inmigración ilegal.

Pocas semanas después, el Presidente Bush firmó una ley que liberó parte de los recursos para la construcción, pese a lo cual se duda de su conclusión debido a la falta de fondos presupuestales.

Actualmente la construcción de la valla se ha convertido en uno de los temas más importantes de cara a las elecciones legislativas en Estados Unidos el próximo 7 de noviembre.

El Sínodo vaticano también expresó su preocupación por otros factores que causan inestabilidad en el continente americano, como la pobreza, la corrupción y la pérdida de los valores familiares en gran parte de la población.

 Con información de AP y NTX

 

Preocupaciones

El Sínodo vaticano también advirtió sobre otros problemas del continente americano:

· La crisis de la democracia que favorece formas populistas y demagógicas de gobierno.

· Los graves problemas de pobreza, de emigración y de violencia, junto al narcotráfico y el comercio de armas en varios países · El aumento de los divorcios, de la difusión del aborto, del infanticidio y de la mentalidad contraceptiva.

· La pérdida de los valores reflejada en temas como la promoción del matrimonio homosexual.