Silvia Mariscal siembra la ´Duda´ en teatro

La obra es un nuevo reto del director Jaime Matarredona

Fabiola Rodríguez
El Universal
Domingo 22 de octubre de 2006

Después de presentar en México la exitosa puesta en escena Los monólogos de la vagina, el nuevo reto del director Jaime Matarredona es retratar la intolerancia en una escuela católica que se ubica en 1964.

La obra Duda se estrenó con éxito el pasado viernes en el teatro Virginia Fábregas.

Los momentos clave de la puesta en escena se presentan durante las conversaciones que sostiene la directora de la escuela (Silvia Mariscal) con el padre (Moisés Arizmendi), quien supuestamente abusa de la inocencia de varios niños.

Cuando la monja y el padre se enfrentan, ésta afirma: "Me saldré de los cánones eclesiásticos si así debo hacerlo", para reafirmar su postura contra el párroco.

Dicha confrontación sumerge al espectador en una duda cada vez más profunda.

La madre del niño de 12 años (Bricia Orozco), a quien según la directora, el padre ha seducido, da a conocer la esencia de su hijo, un niño rechazado por la sociedad y por su padre.

"Y si mi hijo es de esos niños a los que les gusta que los corretien(...) Mi hijo es... de esos", comentó la anguastiada madre.

Argumento que le sirve para defender a su hijo de una sociedad que no acepta la homosexualidad y menos a tan temprana edad e incitada, aparentemente por un miembro de la Iglesia católica que impone el celibato y el voto de castidad a los religiosos y religiosas.

"Le estoy hablando de lo que es su naturaleza, no de nada que haya hecho (el niño)".

Desde su estreno la obra ha recibido premios como el Pulitzer 2005.