Investiga Cacho trata de personas

 Por Abraham Vázquez / 23 de octubre de 2006

MONTERREY.- Lydia Cacho sigue dispuesta a perturbar los ambientes del poder y el dinero. Si la denuncia de una red de pederastas en el libro Los demonios del Edén cimbró a políticos, empresarios y a la opinión pública, su próxima investigación no se quedará atrás.

La periodista anunció que el próximo año, bajo el sello de Random House, presentará los resultados de un trabajo sobre el tráfico de mujeres y niños, libro que le sigue la pista a su reportaje anterior. Y adelantó: Monterrey está en la mira.

"Por su puesto, Monterrey es la cuna del tráfico y trata de mujeres de este País. Y hay varios empresarios vinculados con estos delitos y por ahí va la investigación", señaló, aunque evitó entrar en detalles.

Antes de su participación en la Feria Internacional del Libro Monterrey 2006, donde el sábado presentó su novela Muérdele el corazón, Cacho se refirió al tráfico de niños, niñas y mujeres para fines de explotación sexual.

"Es un problema muy serio, pero además muy grave porque la trata de personas no está tipificada como un delito en México", dijo en reunión con periodistas.

"Tú puedes vender un kilo de cocaína una vez, pero una niña de 10 años la puedes vender hasta 100 veces y eso hace la gran diferencia", agregó.

Considerada como voz destacada en la defensa de los derechos humanos, Cacho lamentó que el Presidente Vicente Fox no haya otorgado herramientas jurídicas para combatir el tráfico de menores y mujeres.

"Absolutamente, debería tipificarse como delito. Es fundamental para poder combatirlo. El Presidente Fox no tuvo la voluntad ni la capacidad para enfrentar la realidad de su País. Tenemos resultados de abulia en los derechos humanos", señaló la periodista.

Lejos de los políticos y el periodismo de denuncia, Cacho presentó su novela en una sala llena de la FIL Monterrey 2006 en Cintermex.

La novela descubre a una mujer de 33 años, Soledad, que sigue el camino convencional de un matrimonio, una familia y una vida, hasta que se descubre infectada de vih-sida, lo que cambia radicalmente su vida.