George W. Bush reprende a su padre

 Molesta a mandatario que considere la posibilidad de derrota republicana

 

El Universal
Lunes 23 de octubre de 2006

WASHINGTON (Agencias).- El presidente estadounidense George W. Bush reprendió ayer a su padre, el ex mandatario George H.W. Bush, por decir que odia pensar cómo sería la vida de su hijo si los demócratas se hiciesen con el control del Congreso en las próximas elecciones del 7 de noviembre.

"No debería hacer esas especulaciones... Debería haberme llamado antes y yo le habría dicho que no van a (ganar)", dijo un sonriente Bush durante una entrevista retransmitida ayer por la cadena de televisión ABC.

A principios de este mes salieron publicados artículos que recogían una cita de Bush padre sobre las legislativas de noviembre pronunciada durante un acto de recaudación de fondos en Filadelfia.

"Odiaría pensar... cómo sería la vida de mi hijo" si el Partido Republicano pierde la mayoría en el Congreso, dijo el ex presidente, de 82 años.

El actual presidente de EU y otros republicanos aseguran que ganarán en los comicios de noviembre, aunque las encuestas dan a los demócratas como favoritos.

El partido de la oposición necesita hacerse con 15 escaños de la Cámara de Representantes y seis del Senado para poder controlar el Congreso.

Ese cambio de poder supondría una pesadilla para Bush, que vería muy limitada su capacidad para gobernar y afrontaría una presión creciente para retirar las tropas de Irak, una opción que favorecen cada vez más miembros del opositor Partido Demócrata.

Pese a que tanto analistas como encuestas favorecen a los demócratas, la revista financiera Barron´s vaticina que los republicanos mantendrán la sartén por el mango. La prestigiosa publicación, parte del grupo editorial Dow Jones, asegura en la portada de su último número que recién salió a la venta que los republicanos conservarán la mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado tras las elecciones de noviembre.

La investigación realizada por Barron´s adelanta, eso sí, que los republicanos perderán escaños, con lo que su mayoría sería más nominal que real. El pronóstico de la revista coincide con el del presidente Bush, quien ayer insistió en que los republicanos mantendrán el control del Congreso en las elecciones legislativas de noviembre y aseguró que sus prioridades son las reformas migratoria y del seguro social.

Buscaba Foley ´chicos calientes´

Sin embargo, los escándalos como el del ex congresista republicano Mark Foley, se vienen a sumar a lo que muchos perciben como un fracaso en las guerras de Irak y Afganistán.

Foley se hizo amigo de un amplio círculo de mensajeros (pajes, los llaman en Washington) adolescentes de la Cámara de Representantes y luego seleccionó a los chicos más "calientes" para escribirles, reportó ayer el diario Washington Post.

El periódico dijo que había identificado otros cuatro pajes más que dijeron haber sido solicitados sexualmente por Foley, quien renunció luego de que estalló el escándalo el mes pasado. Un ex mensajero, que no fue identificado, dijo que cuando tenía 16 años Foley le envió correos electrónicos preguntándole acerca de "mis compañeros de habitación, si alguna vez los veía desnudos".

Luego, el ex pasante afirmó que Foley le dio a entender que había una oportunidad de trabajo "debido a que yo era un chico caliente", dijo el diario citándolo.

Dos años después, el interno, que ahora tiene 22 años, dijo que le escribió a Foley para preguntarle sobre hoteles en Washington. "Siempre te puedes quedar en mi casa. Siempre estoy aquí, siempre estoy solo, y siempre estoy de ánimo para tener sexo oral", dijo el antiguo miembro del Congreso según fue citado.

Otro ex mensajero dijo que sentía que tenía que coquetear con Foley, quien ha admitido que es homosexual y alcohólico y que fue abusado por un sacerdote cuando era niño.

"No quería enfadar a un miembro de una institución que realmente admiro", dijo el ex pasante republicano.

Los líderes republicanos dijeron que no estaban al tanto de los explícitos correos electrónicos enviados por Foley antes de que aparecieran publicados por la prensa, pero un colaborador de alto rango de Foley ha dicho que informó a asistentes del líder de la mayoría Dennis Hastert acerca de su comportamiento hace tres años.