Pastor culpa a medios de comunicación de promover estas prácticas

La iglesia presbiteriana no está de acuerdo con inclinaciones homosexuales

Lunes 23 de Octubre de 2006

San Luís Potosí.- El pastor de la iglesia presbiteriana en San Luis, Otoniel López Vázquez, dijo no estar de acuerdo con las inclinaciones homosexuales, ya que consideró que esto no es algo natural.

Culpó a los medios de comunicación como los principales promotores de difundir esta tendencia, ya que a través de la televisión manejan el tema de la sexualidad como algo natural.

En entrevista, López Vázquez aclaró que la postura de su iglesia en cuanto a la homosexualidad no es el rechazo hacia quienes forman parte de este sector, pero sí está en contra de sus actitudes y en general de su forma de ser.

Enfatizó que la Biblia reprueba la actitud homosexual en diversos pasajes tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, en donde se condena esta tendencia.

Dijo que se argumenta mucho en cuanto a la cuestión de la homosexualidad, “tanto que si se nace con estas tendencias o se va formando al correr los años”.

Sin embargo, precisó que estas tendencias van formándose por problemáticas sociales como el abuso sexual en la niñez, inducción, gusto, pero es imposible que se nazca con estas tendencias.

Subrayó que la principal influencia es la familia, ya que es la primer célula que va formando al individuo. En ese sentido, atribuyó como un factor de la incidencia de la homosexualidad “a las madres sobreprotectoras con los hijos”. Destacó que eso deriva en que desde la niñez, algunos individuos no se definan bien en su sexualidad.

Señaló que la iglesia presbiteriana acepta como personas a quienes tienen esa tendencia, sin embargo y pese a que tienen lo mismos derechos, reiteró que la Biblia condena el homosexualismo.

López Vázquez asentó que no se está en contra de los derechos humanos sino de la inmoralidad, “las personas con tendencias homosexuales, si quiere cambiar realmente su vida, es bienvenido pero no se pueden aceptar sus inmoralidades”, completó.

Para finalizar dijo que la postura de la iglesia presbiteriana y cristiana es de repudio hacia la comunidad gay , porque va en contra de la naturaleza.