Quiere Banda recuperar a su hijo

Por Reforma / 24 de octubre de 2006

Revisarán en corte de Malaui el proceso adoptivo de Madonna. Rechaza funcionario de gobierno versiones del padre de David; dice haber sido engañado

LILONGWE, Malaui (Reuters).- Un alto funcionario del Gobierno malauí rechazó ayer los comentarios de Yohane Banda, de 32 años, un padre analfabeto que, por no poder leer los documentos, dijo haber sido engañado para ceder a su hijo a Madonna, y también acusó al Gobierno de no decirle la verdad sobre los papeles que firmó.

"Si nos hubieran dicho que Madonna quería adoptar a mi hijo y hacerlo su propio hijo, no habríamos aceptado", denunció Banda en chichewa, su idioma local.

"Quiero más claridad sobre la adopción. Hubiera sido mejor para él continuar quedándose en el orfanato, porque no veo razón para que mi niño tenga que ser entregado para siempre cuando puedo alimentarlo", agregó en su población de Lipunga, cerca de la frontera con Zambia.

Pero Penson Kilembe, director de Bienestar de la Infancia en el Ministerio de Desarrollo de la Mujer y la Infancia, negó categóricamente esos comentarios y dijo a Reuters que el organismo explicó cada detalle del proceso a Banda y su familia.

"Le explicamos cada detalle y Madonna misma explicó sus intenciones frente al juez y en presencia de Banda", informó Kilembe. "Varias veces en la corte se le preguntó (a Banda) si entendía qué estaba pasando, y él dijo que sí".

Kilembe es uno de los altos funcionarios con los que Banda se reunió varias veces por su hijo, David, de 13 meses, y de quien reconoció que le hizo firmar papeles que luego dijo no haber entendido nunca.

Banda le aseguró a Reuters que no puede leer ni escribir, y que dependió de lo que los funcionarios del Gobierno le dijeron.

El funcionario afirmó que se le dijo a Banda que le habían presentado 12 niños a Madonna, y que ella había elegido a David, pero que seleccionaría a otra criatura si Banda no quería dar a su hijo en adopción.

 

Piden grupos pro derechos hacer respetar la ley

Madonna pasó nueve días en Malaui, desde el 4 de octubre, en lo que sus representantes describieron como visita humanitaria para ayudar a miles de huérfanos del país al sur de África, golpeado duramente por el sida.

Pero dejó una tormenta de controversias por sus planes de adoptar a David, quien la semana pasada voló a Londres para unirse a la cantante.

Grupos malauíes de derechos de la infancia, que acusan al Gobierno de violar sus propias leyes al otorgar una orden de adopción interina a una no residente (se pide, al menos, 18 meses de estadía legal), están desafiando el proceso en la corte.

En entrevista con Reuters, Banda afirmó que los funcionarios le dijeron que, según los papeles, Madonna cuidaría a David, lo educaría y luego lo traería de regreso a su país. La corte local concedió la custodia por un periodo provisional de 18 meses, en una decisión provocada por no tener la cantante residencia en Malaui.

"Lo que dijo, ahora no es verdad", sostuvo Kilembe, pero se negó a mostrar los papeles de adopción que firmó el padre.

Representantes de Madonna, quienes al principio negaban que la cantante buscara la adopción, emitieron la semana pasada un comunicado en el que aseguraban que los trámites fueron los adecuados.

La Alta Corte de Lilongwe comenzará a escuchar el viernes el caso presentado por el Comité Consultivo de Derechos Humanos, alianza de 67 grupos que sostiene que la ley del país prohíbe a foráneos adoptar.

La cantante estadounidense, casada con el cineasta británico Guy Ritchie, espera que David sea un hermano para su hija Lourdes María, de 10 años, de una unión anterior, y su hijo Rocco, de 6.

Con información de NTX

 

 MAMÁ EN APUROS. Yohane, de 32 años, dice que nunca quiso dar en adopción a su hijo, de 13 meses, y que lo mantenía en un orfanato para alejarlo del paludismo, enfermedad que acabó con la vida de su mujer y otros dos hijos.

  

'Atenta' Aaron contra la diva

 Barschak, autodenominado "terrorista comediante", pidió ayer en Londres ser adoptado por ella.

· "Adopta a tu terrorista local", se escribió Aaron Barschak, de 40 años, para llamar la atención de Madonna, quien en ese momento salía del gimnasio.

· Dedicado a provocar escándalos, Aaron se hizo famoso al irrumpir, en 2003, en un cumpleaños del Príncipe Guillermo... "disfrazado" de Osama Bin Laden.