Homofobia, ignorancia y falta de presupuesto, obstáculos para la lucha contra el sida

*Hacer campañas dirigidas a la población en general “sale muy caro y tiene poco impacto”: Censida

 

México DF, octubre 25 de 2006 (Christian Rea Tizcareño/ NotieSe).-

 

La homofobia, la ignorancia y las limitaciones presupuestales son los tres principales obstáculos que enfrenta la lucha contra el VIH/sida en México, afirmó Griselda Hernández Tepichín, directora de Atención Integral del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida) en el Simposio Internacional sobre VIH/sida que inició hoy en el Instituto Nacional de Perinatología.

 

“Homofobia porque nuestra epidemia está concentrada en hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). Las personas con prácticas homosexuales son las que tienen mayor temor a ser identificadas porque siguen sufriendo estigma y discriminación. Estar en la cultura de lo escondido y lo ilegal favorece el miedo de los HSH para acudir a los servicios de salud y recibir información”, indicó.

 

La transmisión de VIH por contacto sexual es el verdadero problema a enfrentar y dentro de los grupos específicos con prácticas sexuales de riesgo en el país, los HSH ocupan el primer lugar en cuanto a tasa de afectación con 32.9 por ciento, mientras que en los varones heterosexuales, es de 0.8 por ciento, explicó.

 

Al referirse a las campañas de prevención, la doctora Hernández Tepichín señaló la necesidad de que sean enfocadas hacia el sector de los HSH, hasta ahora el más afectado por la epidemia. Indicó que no obstante la presión de grupos conservadores que pugnan por “campañas bonitas” dirigidas a la población en general, su utilidad es escasa porque son muy caras y tienen escaso impacto.

 

Por otro lado, la funcionaria destacó el papel de las asociaciones civiles en la lucha contra el sida, pues permiten hoy día la interlocución entre la Secretaría de Salud (Ssa) y los ciudadanos. “Este año 30 millones de pesos se destinaron para apoyar proyectos de prevención de organizaciones de la sociedad civil”.

 

Según Hernández Tepichín, algunos logros en materia de VIH/sida del sexenio que está por terminar consisten en la disminución de la transmisión por sangre, el acceso universal a los medicamentos antirretrovirales para las personas que no cuentan con seguridad social, los 105 servicios especializados y gratuitos de atención que actualmente brinda en todo el país la Ssa, y la entrada en vigor de la Ley Federal para Prevenir y Erradicar la Discriminación.

 

Aseveró que el tratamiento oportuno ha modificado el pronóstico del VIH, “de ser una infección mortal, se convirtió en una infección crónica y manejable donde las personas puedan vivir más años”.

 

Hernández Tepichín señaló los desafíos para los próximos años radican en mantener el acceso universal del tratamiento antirretroviral, mejorar la atención médica, promover la detección oportuna y el uso adecuado de los antirretrovirales, además de aumentar el presupuesto para la prevención.

 

Asimismo, subrayó que existen mayores retos y asignaturas pendientes para combatir la epidemia en México a través de la educación sexual en los jóvenes y la erradicación del estigma, la discriminación y la exclusión de las personas homosexuales y seropositivas, principalmente en el trabajo y escuelas.