Sencillo y sutil

Por Rafael Aviña

Cine. Almodóvar recupera los ambientes poco sofisticados y el humor negro de sus primeros trabajos para entregar otro filme sorprendente

El más reciente título de Pedro Almodóvar, Volver (España, 2006), no sólo es un juego de palabras, en una trama que fantasea con la posibilidad de la vida después de la muerte y el regreso de antiguos fantasmas, sino que remite a la propia carrera del cineasta.

Volver no sólo es una historia entre tinieblas de "mujeres al borde de un ataque de nervios" que desean conocer "todo sobre su madre", sino una recuperación del humor negro y ambientes poco sofisticados de sus primeras obras, aunque con ello el manchego pareciera dar un paso atrás respecto de obras como Todo sobre Mi Madre y Hable con Ella.

Más allá de sus inclementes sátiras, de sus triángulos homosexuales y obsesiones eróticas, Almodóvar muestra aquí una gran sensibilidad para acercarse a las relaciones familiares, el incesto, los secretos y/o rencores entre mujeres, las relaciones de traición y solidaridad femenina, o el machismo, tal y como ocurría en ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984), que conecta con Volver, cuyas protagonistas femeninas parecen cargar con todas los problemas familiares y deben, a su vez, mantenerse ecuánimes.

En un ambiente rural, casi fantasmal, en pueblos de La Mancha donde el viento y los incendios son cosa de rutina, Raimunda (Penélope Cruz) debe deshacerse del cadáver de su marido, a quien su hija mató accidentalmente cuando intentó abusar de ella.

Al mismo tiempo, Raimunda lidia con el problema del "fantasma" de su madre muerta en un incendio (Carmen Maura), que se le aparece a Sole (Lola Dueñas), su hermana, ya que ha regresado para saldar antiguas cuentas emocionales.

A diferencia de sus obras recientes de complejas estructuras narrativas, Volver es de una sencillez y sutileza sorprendentes, que se apoya en elementos intrigantes como ese papel absorbente que se tiñe de sangre, en una intuitiva banda sonora de Alberto Iglesias, en diálogos mínimos y en grandes actuaciones resueltas en un medio tono realista, como aquella escena, donde Raimunda interpreta el gardeliano tema de "Volver" a ritmo flamenco y su madre llora al escucharla.

Quizás Volver no tenga la contundencia dramática y estilística de sus películas actuales, pero es notoria la capacidad de Almodóvar para conmover y mover fibras íntimas en el espectador, en un emotivo relato sobre las heridas de un pasado doloroso.

 

A la altura

- El personaje de Penélope Cruz está pensado a la altura de las grandes divas del cine italiano, como Sofía Loren o Anna Magnani, que aparece en una escena de Bellissima (1951).

- La secuencia del reality televisivo "Donde quiera que estés" se inspira en programas como "El diario de Patricia" de la cadena TVE.

- El guión de Volver actualiza uno de los primeros argumentos de Almodóvar, titulado originalmente Tacones Lejanos -como su película de 1991-, en donde ya se contaba la historia de las dos hermanas y la madre que deambulaba como fantasma, fallecida supuestamente en un incendio.

 

Volver

Calificación: ***

Dirige: Pedro Almodóvar.

Con: Penélope Cruz, Lola Dueñas, Carmen Maura

Estreno: Volver / Vela si... Disfrutas de los intensos juegos dramáticos de Almodóvar.