Tres diputados perredistas se niegan a firmar el acuerdo previo

Entrampada, la ley de convivencia

Los diputados del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, Enrique Pérez y Jorge Díaz, aseguraron que lograrán alcanzar el consenso con las diferentes fuerzas para sacar adelante esta ley.

27-Octubre-06

Aún con la promesa del coordinador del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Víctor Hugo Círigo, de aprobar la Ley de Sociedades de Convivencia, tres perredistas no firmaron un acuerdo previo para apoyar esta norma.

No obstante, ayer dicha iniciativa fue turnada a comisiones, particularmente a la de Equidad y Género y Derechos Humanos, aunque el diputado petista solicitó además, verbalmente, que esta iniciativa también fuera turnada a la comisión de Grupos Vulnerables para su estudio.

Los diputados del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, Enrique Pérez y Jorge Díaz, aseguraron que lograrán alcanzar el consenso con las diferentes fuerzas para sacar adelante esta ley que se presenta por segunda ocasión y que, de llegar a dictamen, sería su tercera versión.

Esto, a pesar de que los diputados locales recibieron ya la primera carta que expresa tajantemente el rechazo a esta ley por parte de la Unión Nacional de Padres de Familia, en la que se solicita que “se haga lo conveniente para no aprobarla”. En ese texto, que fue enviado a todos los diputados, se solicita que no se legalice la unión homosexual, que es “antinatural” y una “desviación sexual”.

Los perredistas que no firmaron el acuerdo son Samuel Abarca —presuntamente dirigente de una asociación religiosa—, Hipólito Bravo y Edgar Torres.

En el caso del PAN, ninguno de sus legisladores firmó el documento. Ezequiel Rétiz, diputado local panista, aseguró que su partido aún no tiene definida una postura sobre el tema, pero que buscarán que no se apruebe “al vapor”.

Aunque previó que al evitar que este tema fuera turnado también a la comisión en la cual el PAN es mayoría y él preside —la de Normatividad—, los partidos pretendan “mayoritearla” y sacarla lo antes posible aun cuando no tenga la adecuada técnica y después haya problemas para su interpretación.

Los que sí lo suscribieron, además de 31 diputados perredistas, fueron los cuatro del PRI, los cuatro de la llamada fracción socialdemócrata y dos del Panal.

México. Valeria Berumen