Echan andar otra vez iniciativa de sociedades en convivencia

Por: René Cruz González / Viernes 27 de Octubre de 2006

El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal descongeló ayer, luego de tres años, la iniciativa de ley de Sociedades en Convivencia, vetada en 2004 por el entonces Jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, con el pretexto de que se requería una consulta más amplia sobre el tema.

Ayer, durante la sesión de la ALDF, el proyecto fue turnado a las Comisiones Unidas de Derechos Humanos y Equidad y Género para su análisis y dictaminación.

La iniciativa, promovida desde la segunda Legislatura por la entonces diputada Enoé Uranga, ahora cuenta con el respaldo de las bancadas del PRD, Alternativa, Nueva Alianza y PRI, mientras que el Partido Verde y del PAN se negaron a firmar la iniciativa, bajo el argumento de que aún no se conoce a fondo la propuesta.

De esta forma, será el próximo miércoles cuando las comisiones unidas inicien los discusión de la nueva ley, y se espera que en dos semanas quede aprobado el dictamen para que sea votado ante el pleno del órgano legislativo local.

Al presentar la iniciativa, el diputado de la coalición Parlamentaria Socialdemócrata, Jorge Díaz, aseveró que la discusión y aprobación de la ley de Sociedades en Convivencia “representa una verdadera prueba de pluralismo democrático, además de reconocer el derecho que tienen los ciudadanos a decidir legítimamente sobre sus relaciones personales”.

El proyecto de decreto de la nueva legislación define como sociedad de convivencia al “acto jurídico bilateral que se constituye, cuando dos personas de diferente o del mismo sexo, mayores de edad, establecen un hogar común”.

Asimismo, establece que las personas unidas en matrimonio o concubinato, no podrán gozar de los beneficios que otorga dicha ley.

Para oficializar la Sociedad de Convivencia, los interesados deberán presentar por escrito su solicitud de registro ante la Dirección General Jurídica y de Gobierno de la delegación en la que establecerán su domicilio, además de pagar en la Tesorería el monto establecido en el Código Financiero del Distrito Federal.