* En muchos casos no proporciona los fármacos adecuados, queja de derechohabientes

Atiende mal el IMSS a afectados por VIH

Sábado 28 de octubre de 2006

ANGELES CRUZ MARTINEZ

Es "de asustar" la atención médica que reciben los enfermos de VIH/sida derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), porque las terapias no se apegan a la Guía para el Manejo Integral de la enfermedad y se prescriben medicamentos antirretrovirales ya en desuso. Lo anterior a pesar de que por iniciativa del propio instituto, el cumplimiento de la guía es obligatorio para todas las instituciones públicas del sector salud.

Jorge Saavedra López, director general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida), advirtió que la del IMSS es una situación crítica, porque atenta contra la vida de los pacientes. Ya de por sí es grave el continuo desabasto de medicamentos, dijo, y ahora se suma la deficiente calidad en la atención médica.

Aclaró que las irregularidades no ocurren de manera homogénea en todas las clínicas de VIH/sida del IMSS. Sin embargo, a partir de información obtenida por el Comité Técnico de Observación y Vigilancia Ciudadana de VIH/sida (Mexsida) se ha comprobado que en la delegación del instituto en Nayarit, por ejemplo, de 60 seropositivos con tratamiento antirretroviral, solamente 18 tienen una terapia correcta, conforme a lo establecido por la Guía para el Manejo Integral del VIH/sida.

El resto de los derechohabientes toma combinaciones de fármacos totalmente inadecuadas, e inclusive se puede observar que el IMSS compra fármacos como Zalcitabina, que ya ni siquiera es recomendado por la guía. Saavedra explicó que este producto está en desuso debido a que se comprobó que provoca resistencia del virus en poco tiempo, además de que existen formulaciones más eficaces con las que se le puede sustituir.

La misma denuncia hizo Luis Adrián Quiroz, secretario general de Derechohabientes Viviendo con VIH/sida del IMSS, quien además, presentó ante los participantes en el Simposio Internacional Resultados de las Estrategias Globales para la Prevención y Tratamiento de la Transmisión del VIH/sida la lista de las combinaciones que se prescriben en la delegación del Seguro Social en Nayarit.

Este tema también fue abordado durante la sesión ordinaria del Consejo Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida, efectuada el pasado 24 de octubre, y desde ahí salió el exhorto para la Secretaría de Salud (Ssa) a fin de que investigue lo que ocurre en el IMSS -donde son atendidos la mitad de los enfermos de sida que existen en el país- y, de ser el caso, clausure las clínicas que operan fuera de la normatividad.

Ayer, Saavedra López se refirió a las irregularidades detectadas en el Seguro Social. Dijo que existen médicos comprometidos con la atención de calidad para los pacientes, pero por parte de las autoridades ha habido una "actitud tibia" para resolver el problema del desabasto de fármacos.

Entre los factores que influyen en esta situación está la falta de una oficina o persona responsable del programa de VIH/sida del IMSS, por lo que cada delegación "toma la parte que le toca" y nada más, apuntó.

Al presentar una conferencia magistral sobre la estrategia hacia el 2015, Saavedra López comentó que de continuar la actual tendencia de contagio, para ese año habrá 160 mil casos de la enfermedad y 210 mil para 2030. Actualmente se tiene un registro de 105 mil 170 casos y cada año se reportan 4 mil nuevos enfermos, indicó.

Llamó la atención sobre la importancia que a escala mundial ha adquirido la epidemia, al grado de que es el único problema de salud que cada año reúne a Naciones Unidas y es el único para el cual este organismo creó una agencia especializada (Onusida).

Ante los participantes en el simposio organizado por el Instituto Nacional de Perinatología Isidro Espinosa de los Reyes, el funcionario se refirió al próximo cambio de gobierno y aseguró que no existe forma alguna de dar marcha atrás a las acciones que hasta ahora se han realizado en la materia, como el acceso universal a los medicamentos. Son más de 36 mil personas, indicó, que reciben las terapias, y quienes, de cancelarse el programa, serían condenadas a muerte. "No es cuestión de ideología; es un asunto humano y un compromiso internacional asumido por México" para garantizar el acceso de todos los pacientes a los antirretrovirales, subrayó.

Sobre la promoción del uso del condón como una de las mejores y más efectivas alternativas para prevenir la infección, el director de Censida comentó que la Ssa difícilmente podría adoptar una medida que carezca del sustento científico. Aseguró que mientras se mantengan y refuercen las acciones encaminadas a prevenir el VIH/sida, la epidemia se mantendrá concentrada en grupos específicos de la sociedad. No se generalizará "a menos que nos quedemos con los brazos cruzados" o si sigue habiendo desabasto de medicamentos en el IMSS, subrayó.