Y volver, volver... A tus brazos, Pé

Por Marianne Gray / 29 de octubre de 2006

Cine. Bailarina, actriz, fotógrafa, voluntaria y amiga leal, esta incansable mujer de 32 años también confiesa sentirse lista para la maternidad

PLANET SYNDICATION

Penélope Cruz habla rápido. Tiene mucha energía y nada parece desconcertarla.

De baja estatura, enormes ojos alegres y abundante cabello oscuro, conocerla resulta muy divertido y un poco loco, como ella misma dice.

Nos reunimos para charlar sobre su nueva película, Volver, su director favorito Pedro Almodóvar, su escote, su perro, su deseo de tener bebés y sobre ser el rostro de Ralph Lauren.

Al ver a Cruz acomodarse para la entrevista, me pregunto cómo esta sensual mediterránea de rostro pecoso encaja en las frías emociones de Hollywood. Ella es esencialmente TAN europea.

"Las cosas están cambiando en Hollywood", dice con seguridad. "Están más abiertos ahora a las actrices latinas como Jennifer Lopez, mi mejor amiga Salma Hayek, Marisa Tomei y yo. Para mí constituye un espacio más grande que España y espero quedarme. Y como piden menos, emocionalmente hablando, de un actor, eso no es demasiado difícil.

"No creo haber cambiado desde que llegué, pero confío en haber evolucionado. Tengo una carrera corta en Estados Unidos (que incluye La Mandolina del Capitán Corelli y Vanilla Sky, ambas del 2001), pero en España tengo una trayectoria de 17 años.

"Siempre seré una actriz española en el fondo de mi corazón. Mi casa es España y siempre regresaré a ella. Sin embargo, hoy en día trabajo mucho y vivo en hoteles todo el tiempo, así que no tengo mucha vida hogareña en ningún lado", expresa.

Convertida en una de las estrellas más grandes de su natal España, Cruz, de 32 años, era una adolescente cuando actuó en filmes como Jamón Jamón, Belle Epoque y Abre los Ojos, así como en las cintas de Pedro Almodóvar Carne Trémula y Todo Sobre mi Madre, en la que personificó a una monja embarazada y enferma de sida.

Su película más reciente, Volver, es divertida y llena de vitalidad. En ella, Cruz interpreta a una mujer con un escote como el de Sophia Loren, un trasero postizo para hacerla lucir más sexy y con una vida complicada que incluye un marido incestuoso, una hija holgazana y una madre muerta que regresa para acosarlos.

"Me encanta ese look, como las actrices italianas de los 60", murmura. "Me encantó mi escote. Me encantó la forma en que Pedro hizo que me viera en esta película y creo que el drama se deja escuchar. Él es un director maravilloso y siento como que soy arcilla en sus manos.

"La primera vez que vi una película de Pedro (Átame), a los 16 años, decidí que quería ser actriz. Yo siempre era la 'actricita' en casa, pero en realidad empecé mi vida como bailarina cuando mis padres me inscribieron en clases de ballet a los 4 años de edad. A través de la danza encontré una forma de comunicar mis sentimientos sin palabras. Aun de niña tenía este deseo apremiante de comunicar emociones", recuerda.

"Lo hice durante 14 años, tanto ballet como danza moderna. Mi abuela, originaria de Andalucía, era muy gitana en su espíritu y me enseñó a amar el flamenco y la música y el arte dramático. Mi hermana menor, Mónica, baila flamenco en la compañía de Joaquín Cortés, así que conozco la vida de los bailarines. Cuando uno baila profesionalmente, no puedes hacer nada más, ni siquiera tener novio. A veces lo extraño porque es una manera muy buena de liberar energía y emociones, pero también puedo hacerlo a través de la actuación".

 

¡SUERTUDA!

De acuerdo con sus palabras, la actriz dice sentir que se ha ganado la lotería, hace lo que ama y le pagan por ello.

"Estoy consiguiendo trabajos fantásticos, pero no todos los papeles de 'niña bonita', aunque soy el rostro de Ralph Lauren, lo que es tan maravilloso para mí. Sin embargo, en mi mundo de la actuación no me da miedo ser la fea en la pantalla ni que me pidan que tenga más bigote", señala, al tiempo que se frota el labio superior. "Ni ojeras. No quiero ser yo al actuar. Quiero pasar horas aprendiendo con el entrenador de diálogos porque de esa manera no escucho a Penélope hablar y tengo más libertad para intentar cosas nuevas.

"Claro, no me gustan los acosadores ni los paparazzi, ni la falta de privacidad. Un verano había tres autos siguiéndome todos los días".

 

ENTRE ESPAÑA Y EU

El corazón de la actriz claramente aún está en España. Tiene una casa en Madrid donde reside cuando no está trabajando en Estados Unidos y cuando no está en el departamento que se compró en Nueva York, ni en el departamento de Los Ángeles.

"Los Ángeles es un lugar extraño, pero es donde vive mi perro, Vino. Lo encontré herido en México y no puede viajar a Europa. Es muy grande y muy nervioso. Una amiga lo cuida cuando no estoy en Los Ángeles.

"Me gusta Nueva York más que Los Ángeles", continúa. "Pero me gusta más Madrid. Y por supuesto mis viejas amistades y mis mejores amigos, como Pedro y Fernando (su socio de negocios y director Fernando Trueba), están en Madrid. Estos hombres sólo tienen que pedirlo y haré una película con ellos. No abandonaré los filmes españoles".

Y ¿qué pasará si se acaba la actuación?, le pregunto.

"¡Ah! Me encantaría ser cantante", expresa al tiempo que levanta los brazos al aire.

"Me encanta la música, todo desde lo clásico hasta Ennio Morricone y Prince, pero no sé cantar", se encoge de hombros en una falsa dramatización. "También me encantaría convertirme en pintora, pero pinto como una niña de 3 años, así que probablemente sería fotógrafa. Es una manera de expresar cosas sobre la gente sin palabras".

Hace algún tiempo Cruz montó en Barcelona una exhibición de sus fotos luego de pasar ocho días con exiliados tibetanos en campos de refugiados nepaleses. El invitado sorpresa en la inauguración fue el Dalai Lama, pero la actriz aclara que no hace películas para lucrar.

 

SU LADO HUMANO... Y MATERNAL

Esta trabajadora incansable para obras de caridad ha donado los honorarios íntegros de sus películas al santuario infantil de la Madre Teresa en Calcuta, donde ha trabajado dos veces como voluntaria.

"Eso cambió mi vida", afirma. "Vi cosas que sólo había visto en las noticias, niños lanzados a las calles, locuras, cosas horribles. Eso me enoja tanto. Aún sostengo a dos niñas allá. No es mucho, lo sé.

"Algún día me gustaría tener hijos o adoptar niños, pero no ahorita. Quizá dentro de dos años. Los niños necesitan un padre, pero no sé si creo en el matrimonio. Es grandioso que un niño tenga a ambos padres; sin embargo, hoy en día no estoy tan segura para qué es el matrimonio.

"Creo en la familia. Creo que sería una buena madre. Me encantan los bebés. Pedro dice que quiere que trabaje en otra película antes de que tenga un hijo", expresa.

 

HIPERACTIVA

Le pregunto a Pé qué es lo que cree que le ha ayudado más en la vida.

"Ser muy terca, el amor por los idiomas (habla cuatro con fluidez) y tener mucha energía. La energía no siempre es algo bueno. A veces canalizo esta energía en muchas supersticiones que invento para mí misma. Es algo tan tonto. Paso horas haciendo cosas que nadie ve, cosas que suceden en el interior. Algo así como Jack Nicholson en Mejor... Imposible".

Y sólo por si acaso se llega a aburrir con su vida, Cruz ha iniciado su propia compañía productora, 88 Producciones. Una vez concluido el rodaje de Manolete, en la que actúa al lado de Adrien Brody, la actriz empieza a trabajar en su primera producción, Pasión India.

"Es una adaptación al inglés de la novela de Javier Moro sobre una joven bailarina de flamenco de principios del Siglo 20 que acepta casarse con un barahá indio y convertirse en princesa. Yo interpreto a esta mujer y, además, seré la productora. Ansío personificarla porque ella era un pez fuera del agua. Y me identifico con eso. A veces yo misma me siento como pez fuera del agua".

Traducción: Patricia González

 

Vuelven a las andadas...

El elenco de la cinta 'Volver' con su director, el genial gallego Pedro Almodóvar. Este filme podría competir por el Óscar a la Mejor Película Extranjera, con muchas posibilidades de ganar. Sería el segundo premio para Almodóvar en esa categoría.

 

Pedro Almodóvar

(Director)

 

Yohana Cobo

(Paula)

 

Penélope Cruz

(Raimunda)

 

Carmen Maura

(Abuela Irene)

 

Blanca Portillo

(Agustina)

 

Lola Dueñas

(Sole)

 

Abre los Ojos (1997)

Todo Sobre mi Madre (1999)

La Mandolina del Capitán Corelli (2001)

Vanilla Sky (2001)

Sahara (2005)