Ultimátum del Vaticano contra la pederastia


Obispos deberán responsabilizarse por sus sacerdotes: Arquidiócesis de México

Para el sacerdote Hugo Valdemar las declaraciones del Pontífice en donde indicó que los abusos sexuales cometidos por el clero son “delitos horribles” son fuertes para venir de un Papa.

 30-Octubre-06

 

El mensaje del papa Benedicto XVI de que no se toleran actos de pederastia en la Iglesia católica, es una alerta para los obispos de todo el mundo a fin de que se hagan responsables de los actos de sus sacerdotes, consideró el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar.

Por su parte, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Carlos Aguiar, afirmó que la jerarquía católica no le teme a que aparezcan más denuncias en contra de sacerdotes por actos de abusos sexuales, quienes deberán responder por éstos, porque se vive un proceso de transparencia incluso en la Iglesia.

Para el sacerdote Hugo Valdemar las declaraciones del Pontífice en donde indicó que los abusos sexuales cometidos por el clero son “delitos horribles” son fuertes para venir de un Papa. Y pone en claro ante todos los obispos que la postura es clara, firme y contundente de no tolerar bajo ninguna circunstancia estos actos.

Sobre todo porque si son clérigos los que cometen el abuso se lacera a la Iglesia, se lastima a los fieles y es necesario ayudar a las víctimas. Y retirar de inmediato a los sacerdotes.

El pronunciamiento del Papa realizado el sábado durante la audiencia con los obispos de Irlanda , dijo el vocero de la Arquidiócesis, es el pensamiento que ha sostenido y recordó que en 1991 Juan Pablo II, a instancias del entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger, dio a conocer un mensaje a través del cual se endurecen las penas a los sacerdotes pederastas.

Carlos Aguiar Retes, secretario general de la CEM, comentó que el problema de los abusos sexuales es contrario a la moral y éstos existen desde hace mucho tiempo. Sostuvo que “es sano que aparezcan estos terribles hechos, sobre todo de los que están seguros que ocurrieron” porque se puede castigar el delito.

La democracia, indicó el también vocero del Episcopado, lleva a la transparencia, incluso a la Iglesia, y aunque “duela” ayuda a crecer al superarse la problemática.

 

México • Eugenia Jiménez