El SIDA ya no es una enfermedad mortal, gracias a la terapia antirretroviral

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición ha logrado reducir mortalidad y carga viral de la enfermedad

México, D.F., 30 de octubre (Redacción Salud Mundo de Hoy).-

De ser una enfermedad mortal el SIDA pasó a ser una enfermedad crónica gracias al tratamiento antirretroviral altamente activo (HAART) por sus siglas en inglés), el cual ha logrado que las personas infectadas por el VIH tengan sólo un 20 por ciento de posibilidad de desarrollar al enfermedad después de tres años.

Desafortunadamente, el impacto de esta terapia se ha concentrado en los países desarrollados, debido a su alto costo y a que se requiere de centros y personal especializados, para aplicarla, según explicó el doctor Juan Sierra Madero, jefe de la Clínica de VIH del Departamento de Infectología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN) “Salvador Zubirán”.

El INCMN cuenta con ambas condiciones (un centro y personal especializados) para atender a los que padecen el VIH/SIDA, gracias a lo cual se ha logrado que de 377 pacientes atendidos por el Programa de Distribución Universal de Antirretrovirales Gratuitos, en 255 de ellos se presente un 80 por ciento de carga viral indetectable, con apenas un 20 por ciento de probabilidad de falla virológica en cuatro años. Estas cifras, de acuerdo con el doctor Sierra Madero, son mejores que las reportadas a nivel internacional.

El doctor Sierra propuso promover la atención especializada de la enfermedad tal y como la manejan los programas financiados por el Estado. Agregó que en México se tiene una epidemia concentrada en determinados grupos de población y una pandemia muy baja en comparación con otros países, por lo que la medida es viable.

De acuerdo con el especialista, la atención especializada debe darse en unidades de excelencia multidisciplinarias, sobre todo porque en México más del 60 por ciento de los casos se detectan cuando la enfermedad está ya avanzada, cuando incluso el tratamiento antirretroviral pierde efectividad. Esta situación hace imposible que el VIH/SIDA sea atendido en clínicas o centros de salud.

El tratamiento especializado del VIH/SIDA implicaría, además de una mayor infraestructura y más personal, la aplicación de programas de evaluación sistemática que muestren la evolución de los pacientes, un abasto sostenido de medicamentos, investigación y programas de prevención, explicó el doctor Sierra.

vmgc