Recuerdan en La Alameda a fallecidos por el sida

Angélica Simón
El Universal
Jueves 02 de noviembre de 2006

La Alameda Central se llenó de sombras sin rostro, de rostros sin nombres, de nombres sin cuerpos... son el símbolo de los cientos de muertos que ha dejado la pandemia del Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (sida) entre nuestra sociedad.

Cruces blancas y negras, leyendas que describen a hombres buenos, mujeres valientes, jóvenes alegres cuyas vidas se vieron interrumpidas por el virus del VIH.

A la mayoría, sin embargo, los mató la ignorancia, el descuido y no el virus.

"Todavía haya quienes creen que el sida no mata, son los que no se cuidan y hay los que creen que tener sida es sinónimo de muerte, son los que se dejan, los que no acuden por un tratamiento y si mueren por no saber o por no querer saber", comenta Víctor Vega voluntario de Casa de la Sal donde actualmente atienden a cerca de 25 niños con VIH o que perdieron a sus padres enfermos del sida.

"La gente sigue muriendo y por eso estamos hoy aquí, en un día que estamos sensibles al tema de la muerte".

Junto con ellos, otras 11 organizaciones civiles se dieron cita en la Alameda Central para participar en la décima tercera velada en memoria de las personas fallecidas por sida, ayer, día de muertos.

Talleres sobre el uso del condón, pláticas, entrega de folletos y preservativos, forman parte de las acciones emprendidas este día con un solo objetivo: sensibilizar a la gente para que no se sigan contagiando.

De acuerdo con la red de atención y prevención en VIH/sida AC, tan solo en el DF se tienen reportados más de 20 mil casos positivos.

El problema es que hay muchos portadores que no lo saben y sigue existiendo mucha resistencia para el uso del condón, asegura Vega.