...Y Unión de Padres anticipa su resistencia

Por Iván Sosa / 3 de noviembre de 2006

La Unión Nacional de Padres de Familia anunció que emprenderá una campaña en contra de la iniciativa de la Ley de Sociedades de Convivencia.

"De ser aprobada, nos obligaría -a varias organizaciones- a lanzar una campaña permanente para llamar a no votar por un partido que incurre en ese tipo de aberraciones y buscaríamos que la ley sea derogada", puntualizó el presidente de la Unión, Guillermo Bustamante.

"La iniciativa es lamentable, porque pretende legalizar la unión homosexual, antinatural, una desviación sexual que trastocaría en las nuevas generaciones el concepto de matrimonio y familia.

"A la persona con tendencia homosexual no hay por qué ofenderla, lastimarla, discriminarla, pero tampoco hay que legalizar lo antinatural.

"Es una desviación porque el acto sexual hombre-mujer es complementario, pero no lo es hombre-hombre ni mujer-mujer", apuntó Bustamante.

Se dice, añadió, que la iniciativa es de Marcelo Ebrard, para que el costo político lo pague Alejandro Encinas y no él.

Bustamante agregó que costo político lo pagará el PRD "porque no se puede legalizar lo aberrante".

La Unión Nacional de Padres de Familia ya ha manifestado su oposición a la propuesta en la Asamblea Legislativa.

La semana pasada, antes de la presentación del dictamen, comenzó a circular una carta que la Uión de Padres de Familia envió a la Comisión de Gobierno.

En la misiva, Guillermo Bustamante solicitó al diputado perredista Víctor Hugo Círigo, titular de la comisión, no aprobar la iniciativa y le advierte que de hacerlo podría significar un retroceso del sol azteca en la urnas.