Líder evangelista admite haber pagado por los servicios de un prostituto

Por: Agencias en Bogotá / Lunes 6 de Noviembre de 2006

El fundador de una iglesia cristiana evangélica de Colorado y destacado oponente de los matrimonios homosexuales, Ted Haggard, admitió ayer haber incurrido en “inmoralidad sexual” luego de ser destituido por mantener relaciones con un prostituto y por consumir drogas.


“La verdad es que soy culpable de actos de inmoralidad sexual. Soy un mentiroso, un embustero. Hay una parte de mí que es tan siniestra y repulsiva que llevo toda la vida luchando contra ella”, declaró el reverendo, fundador de la New Life Church, en una carta a su congregación leída por un clérigo durante un servicio religioso en Colorado Springs.
Haggard, quien presentó su dimisión como líder de su iglesia y de la Asociación Nacional de Evangélicos, que aglomera a 30 millones de fieles, era aliado de los sectores de la derecha ultraconservadora estadunidense cercanos al gobierno de George W. Bush y fervientes militantes del Partido Republicano.


Traición. El reverendo presentó su dimisión luego de que una investigación interna lo encontrara culpable de “conducta sexual inmoral”, indicaron los líderes de la iglesia en un comunicado.


La investigación surgió a raíz de que el prostituto Mike Jones acusara a Haggard de haberle pagado durante tres años para mantener relaciones sexuales y aseguró sentirse traicionado al enterarse que la persona que él conocía como “Art” era en realidad un destacado pastor evangélico que clamaba contra el matrimonio homosexual.


Influencia moral. Haggard, de 50 años, casado y con cinco hijos era una de las figuras más reconocidas del movimiento evangelista en EU y fue incluido por la revista “Time” en su lista de 25 líderes evangélicos más influyentes y asesoró a la Casa Blanca.