Armas femeninas contra el Sida

Mexicanos y franceses estudian calostro y orina de mujeres, que podrían utilizarse para el tratamiento de los pacientes seropositivos

Por: Thelma Gómez Durán
06/11/2006

Proteínas obtenidas del calostro y orina de mujeres embarazadas podrían convertirse en una útil arma para que las personas seropositivas eviten desarrollar el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (sida).

Investigadores mexicanos y franceses realizan un estudio que tiene como protagonistas a las proteínas obtenidas de los fluidos de mujeres sanas. Su objetivo es encontrar nuevas herramientas que permitan reforzar el sistema inmunológico de las personas seropositivas, cuya salud depende totalmente del consumo de medicamentos retrovirales, ya que éstos les ayudan a controlar el Virus de Inmunodeficien-cia Adquirida (VIH).

El doctor Gustavo Acosta Altamirano, presidente de la Sociedad de Cirugía del Hospital Juárez de México, coordina la investigación en la que participan voluntariamente 70 personas seropositivas y 60 mujeres sanas.

El estudio consiste en registrar la respuesta inmunológica de las personas seropositivas a las que se les están suministrando proteínas, producidas por factores hormonales y presentes en las células de calostro humano, así como en la orina de mujeres embarazadas.

Acosta Altamirano explica que en el calostro y la leche humana hay macrófagos (células del tejido conectivo capaces de destruir o digerir partículas mayores), linfocitos y anticuerpos. Mientras que en la orina de mujeres embarazadas hay hormonas que cumplen con una función inmunológica.

La investigación realizada por el equipo mexicano-francés consiste en aislar las proteínas y administrarlas en forma subcutánea a los pacientes seropositivos. Hasta ahora, los resultados muestran que los individuos fortalecen su sistema inmunológico y controlan la replicación viral. "Estamos evaluando la carga viral de los pacientes y hemos observado que hay mejoría en los patrones de linfocitos, cuando utilizamos este tipo de moléculas".

La clave está en los R7V

Durante años una de las incógnitas sobre el sida fue por qué no todos los individuos seropositivos desarrollaban la enfermedad. "Ahora estamos encontrando que algunos individuos tienen anticuerpos protectores, llamados R7V. Las personas que los tienen van a tardar más años en desarrollar el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Por ello, estamos haciendo esa búsqueda de anticuerpos protectores".

Los pioneros en el estudio de los R7V fueron investigadores estadunidenses que aislaron estas proteínas y observaron que inhiben la replicación viral. Por ello, en el mundo científico se tiene especial interés por conocer las propiedades y usos que se les puede dar a estas proteínas.

La investigación que realizan mexicanos y franceses, no sólo se enfoca a la reacción que tienen los individuos seropositivos ante los R7V. El médico Acosta Altamirano explica que se investiga cómo es que los individuos sanos producen estas proteínas.

El especialista resalta que estos estudios podrían ayudar a producir "inmunorreguladores" a partir de los R7V. Si esta investigación sigue con buenos resultados, sería "una excelente noticia para la gente que es seropositiva, porque podría disminuir la utilización de dosis de medicamentos retrovirales y podría mantener el estado inmunológico".

En el caso de México, algunos estudios de esta investigación se realizan en la Clínica de Inmunodiagnóstico, y en este trabajo participan también los doctores Sergio Frías y Sergio Ramírez.