Entablan debate sobrela Ley de Convivencia

El albiazul se comprometió a no utilizar "argucias" para frenar la discusión de la iniciativa el próximo jueves

Alejandra Martínez
El Universal
Martes 07 de noviembre de 2006

Integrantes de diversas organizaciones pertenecientes a la comunidad lésbico-gay se reunieron en privado con la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), con el propósito de fijar sus posturas respecto a la Ley de Sociedades de Convivencia.

El encuentro se realizó a puerta cerrada durante casi cuatro horas, y en él los legisladores panistas se comprometieron a que no se valdrán de "argucias para intentar frenar la discusión el jueves próximo", informó Alejandro Brito, de Letra S.

Asimismo, dijeron que el día de la discusión de la iniciativa ante el pleno del órgano legislativo, no abandonarán el recinto de Donceles y Allende, y tampoco presentarán ninguna moción suspensiva, sólo argumentarán jurídicamente.

En el encuentro, las organizaciones lésbico-gay hicieron un enérgico reclamo a los diputados locales panistas por discutir el tema de sociedad de convivencia basados en aspectos morales y religiosos.

Ante tales señalamientos, los legisladores albiazules negaron las aseveraciones y dijeron que sus argumentos son de índole política, social y jurídica.

Sin embargo, los representantes de las organizaciones sociales dijeron que Acción Nacional no ha tenido una posición constante sobre los argumentos para oponerse al tema.

Hace cinco años, en la segunda Legislatura, Salvador Abascal expresó que no era procedente reformar el Código Civil, porque se equipararía la sociedad de convivencia con el matrimonio, y ahora la nueva Asamblea capitalina asegura que esta es la vía para hacer una buena reforma, explicó Mario Arteaga, de la Red Ciudadana por la Sociedad de Convivencia.

Nuevamente, los panistas respondieron que ahora se trata de una nueva generación de legisladores que están analizando el documento desde otra perspectiva.

En este contexto, el diputado local José Antonio Zepeda aseguró que el PAN está siendo prudente en discutir el tema, pero insistió en que el dictamen que ayer aprobó la Asamblea Legislativa tiene diversas inconsistencias, además de que se aprobó por la vía del fast track.

"Esta ley está mal hecha y se manoseó tanto que ya ni siquiera los miembros de la comunidad lésbico-gay saben en qué terminó la iniciativa original", acotó.

El legislador de filiación panista reconoció que no fue fácil abrir la discusión en el grupo parlamentario y que el tema se sigue analizando desde el punto de vista jurídico.