Grupos ciudadanos condenan la propuesta

Amagan con una gran protesta contra el PRD

Mónica Archundia
El Universal
Martes 07 de noviembre de 2006

Tras hacer un llamado a los diputados del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para recapacitar sobre la aprobación de la iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia y realizar un plebiscito, la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), junto con otras organizaciones civiles, amenazó con recurrir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) e iniciar una campaña contra ese partido si el jueves -como está previsto- es votada a favor.

En conferencia de prensa Guillermo Bustamante, presidente de la UNPF; Luis Azueta, de la Comisión Mexicana de Deberes Humanos; Luz María Aguilar, de la Asociación Nacional Cívica Femenina, y Enrique Gómez, coordinador de la Red Familia, fijaron su postura contra la legalización de lo que llamaron "un acto antinatural y aberrante".

Los activistas dijeron que no se puede aprobar una ley que beneficiará a una "minoría de minorías" sin consultar a toda la sociedad y además atenta contra la familia, institución que soporta las relaciones en nuestra sociedad.

Guillermo Bustamante dijo que "cientos de organismos de la sociedad, en caso de aprobarse la ley, nos lanzaríamos en una cruzada para que el costo político lo pague el PRD".

En ese sentido, dijo que la organización a su cargo enviaría comunicados a las más de 4 mil mesas de padres de familia que existen en todo el país y a las más de 2 mil uniones de padres de familia con hijos en escuelas de gobierno para manifestar su postura contra la ley y pedirles no votar más por el partido del sol azteca.

Consideró que con esta norma jurídica "no sólo se aprobaría una ley contraria al sentir de la mayoría de los habitantes de la ciudad de México, se aprobaría también una disposición contranatura, una ley que dividiría a la sociedad".

No obstante, Bustamante se dijo confiado en que al interior del PRD existe gente sensata y a ella apelaron, con el propósito de que se evite el desprestigio de este órgano político.

Luis Azueta, por su parte, señaló que desde hace casi dos años, cuando se aprobó una ley similar en España, sólo 200 de los 200 mil matrimonios que se han registrado han sido entre homosexuales; dicha situación muestra que estas legislaciones son para una "minoría de minorías".

En tanto, Luz María Aguilar manifestó su preocupación por que los diputados locales no escuchan el sentir de la mayoría de la sociedad por lo que cuestionó: "¿La democracia es nada más para unos poquitos o para todos?".

Enrique Gómez consideró que la búsqueda del bien común es una de las obligaciones de los diputados y "es preocupante que sigan haciendo propuestas que dividen a la sociedad mexicana".