Extrema seguridad en Jerusalén por el desfile del Orgullo Gay

Más de 12 mil policías vigilarán la marcha, el viernes

AFP / 7 de noviembre de 2006

Jerusalén, 6 de noviembre. Más de 12 mil policías se desplegarán el próximo viernes en Jerusalén para velar por la seguridad, durante el desfile del Orgullo Gay, cuya celebración ha suscitado fuerte oposición, indicó el lunes el comandante en jefe de las fuerzas del orden.

"Movilizaremos más de 12 mil policías este viernes en Jerusalén para asegurar la seguridad de la población y de los participantes en esta marcha" de homosexuales, declaró a la radio del ejército israelí Moshé Karadi.

Precisó que la policía y los organizadores del desfile tratarán de consensuar un itinerario apropiado. "Hay lugares en Jerusalén donde este tipo de acontecimientos pueden llevarse a cabo sin importunar a la población", añadió.

El fiscal general de Israel, Menahem Mazuz, autorizó el domingo por la noche la celebración del Orgullo Gay, "próximamente" en Jerusalén, pese a la fuerte oposición que ha provocado en varios sectores de la sociedad hebrea. Mazuz indicó haber tomado esta decisión "para que se respete el principio de la libertad de expresión".

Posteriormente, los organizadores anunciaron que la marcha tendría lugar el viernes 10 de noviembre. Miles de judíos ortodoxos se manifestaron estos últimos días en marchas a menudo violentas contra lo que consideran un "desfile del vicio".

Responsables religiosos, cristianos y musulmanes también se han manifestado claramente contrarios al evento, mientras que el tribunal supremo ha recibido numerosas peticiones para prohibirlo.

Durante la última marcha de homosexuales en 2005 en Jerusalén, un judío ultraortodoxo apuñaló a tres participantes y fue condenado a 12 años de prisión.
En contraste, las manifestaciones de este tipo que tienen lugar en Tel Aviv se desarrollan cada año sin incidentes.