Aprueban en comisiones dictamen de la Ley de Sociedades de Convivencia en el DF; PAN y Verde votan en contra, un perredista se abstiene

Por: Alejandra Sánchez I. / Martes 7 de Noviembre de 2006

El dictamen de la Ley de Sociedades de Convivencia se aprobó ayer, por cinco votos a favor y cuatro en contra, por lo que el próximo jueves las comisiones unidas de Derechos Humanos y Equidad y Género lo presentarán ante el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para ser votado.

Los perredistas Leticia Quezada Contreras, Esthela Damián Peralta, Juan Bustos Pascual y Sergio Miguel Cedillo Fernández, junto con Enrique Pérez Correa, del Partido Alternativa Socialdemócrata, lograron mayoría a pesar de que Samuel Hernández, del PRD, e integrante de la Comisión de Derechos Humanos, se abstuvo de participar en el dictamen.

Tres diputados del PAN y uno del PVEM, como lo habían anunciado, votaron en contra de la iniciativa por considerar que tiene cerca de 60 inconsistencias, las cuales, dijeron, las enlistarán en la sesión del jueves.

En la comisión de Derechos Humanos, fueron el vicepresidente, José Antonio Zepeda Segura y Jacobo Manfredo Bonilla del PAN, quienes se opusieron a la ley, al igual que la vicepresidenta de Equidad y Género, Paula Adriana Soto Maldonado y la diputada del PVEM, María del Carmen Peralta Vaqueiro.

Una vez aprobado el dictamen, la bancada del PAN emitió un comunicado anunciando que la fracción votará en contra de la Ley de Sociedades de Convivencia el jueves en el pleno debido a que, consideran, va contra el matrimonio.

Aseguraron que existen contradicciones en esta nueva ley como la posibilidad de la posesión testamentaria, la de adquirir bienes en otros estados o incluso el papel que juegan frente a otras instituciones ya acreditadas por el propio Código Civil.

El panista José Antonio Zepeda, precisó que las incongruencias de la ley son de técnica legislativa, oposición a normas establecidas en el Código Civil, así como a la Ley Orgánica y al Reglamento Interior de la Administración Pública, al Reglamento del Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Distrito Federal.

El legislador, Jacobo Bonilla reprochó que los perredisas negaron un receso para discutir con los secretarios técnicos de ambas comisiones 18 observaciones hechas al cuerpo del dictamen y lo sometieron a votación sin integrar las observaciones realizadas por los panistas.

En tanto, el presidente de Derechos Humanos, Juan Bustos aseguró que los panistas no presentaron las supuestas incongruencias que encontraron en la iniciativa, la cual analizaron desde el pasado miércoles.

“Se intentó negociar con ellos para que la apoyaran. Discutimos, hubo un periodo de revisión y análisis, se les entregó un documento desde el miércoles pasado. Ellos argumentaban que habían 60 inconsistencias jurídicas, pero ninguno planteó sus argumentos y después de una segunda ronda de intervenciones dijeron que se los reservaban para presentarlos ante el pleno”, dijo.

El perredista confió que la ley se pueda aprobar el próximo jueves, pues dijo que más de 40 diputados la apoyan. De ser así, entraría en vigor 120 días después de su publicación.

A favor

Leticia Quezada Contreras PRD
Enrique Pérez Correa Alternativa
Esthela Damián Peralta PRD
Juan Bustos Pascual PRD
Sergio M. Cedillo Fernández PRD
 

En contra

José Antonio Zepeda Segura PAN
Jacobo Manfredo Bonilla PAN
Paula A. Soto Maldonado PAN
Ma. del Carmen Peralta
Vaqueiro PVEM

“Innecesaria”, la ley de convivencia: perredista

Pertenece a la iglesia la Luz del Mundo y es el único diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que no apoya la ley de sociedades de convivencia, aunque integra la comisión de Derechos Humanos, una de las encargadas de dictaminar la iniciativa.

Se trata de Samuel Hernández Abarca y niega que su postura responda a motivos religiosos, como lo ventiló su compañera de bancada, Leticia Quezada. Él afirma que su oposición a la iniciativa aprobada ayer en comisiones, es porque simplemente la considera “intrascendente e innecesaria”.

—¿Es por razones religiosas?— se le preguntó en entrevista con Crónica.

—Han dicho que es por cuestiones religiosas, dicen que hasta soy ministro de culto, pero no es cierto, sé diferenciar mi religión de mi trabajo como legislador y considero que hay inconsistencias en la iniciativa.

—¿Pertenece usted a alguna organización eclesiástica?

—Soy creyente como todos, cada quien en su forma de sentir y pertenezco a la iglesia La Luz del Mundo, pero independientemente de mi creencia, aquí soy legislador y tengo un punto de vista político.

—¿Cuál es su punto de vista respecto a la ley de sociedades de convivencia?

—Es una ley que no le veo mucha trascendencia, se dice que es para fortalecer y legitimar a las personas que viven juntas fuera del matrimonio y para dar seguridad social en caso de que alguna muera, pero si se trata de eso, pues ya existe la figura del testamento. Hay muchos detalles como esos que me hacen considerar que es una ley innecesaria.

—¿Qué le dicen sus compañeros de partido?

—Pues saben que yo no voy con ellos en esta ocasión. Hay muchas cuestiones que no se tienen canalizadas más a fondo y que hay que revisar punto por punto.

Pese a ser miembro de la Comisión de Derechos Humanos, Hernández Abarca no quiso participar en el dictamen de la iniciativa retomada en la actual legislatura por el sol azteca.

Ni siquiera supo la hora en que las comisiones unidas de Derechos Humanos y Equidad y Género elaboraron el dictamen ayer.

—¿Ya estudió la iniciativa?

—Ya se debatió desde 2004 y se vuelve a retomar ahora. Yo la estudié y hay muchos puntos con los que no coincido.

—¿Le dijo eso a los demás diputados?

—Se han dado puntos de vista, pero no se han atendido estas observaciones. Yo voy a explicar los puntos que yo tengo subrayados y los pasaré por escrito.

—¿Aprueba entonces el veto que impuso Andrés Manuel López Obrador a la ley durante la legislatura pasada?

—No sé cuáles fueron sus motivos, pero esta ley lleva casi tres años en stand by y eso deja claro que necesita analizarse más, debatirse y fortalecerse en el punto de vista jurídico.

feligrés. El 19 de agosto de 2004, el diario Reforma publicó que la Luz del Mundo, a la que pertenece este diputado, aportó recursos para apoyar al en ese entonces jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con la publicación, Rogelio Zamora, perteneciente a la organización Expresión Ciudadana de la Luz de Mundo, y Antonio Magallanes, líder del PRD en Jalisco, firmaron un acuerdo para unificar objetivos a través de la estructura que incluían apoyos al tabasqueño.

Horas después de dichas declaraciones fueron desmentidas por la organización religiosa y aseguraron que los acuerdos se habían firmado a título personal.

Polémica

ALDF

Pertenece a iglesia que fundó ex militar

Creada en 1926 Cuenta con 300 mil fieles Está ya en 34 países

La Luz del Mundo, a la que pertenece el diputado Samuel Hernández, fue fundada por Eusebio Joaquín González, nativo de Colotlán, Jalisco, el 6 de abril de 1926, en Monterrey, Nuevo León. De acuerdo con los biógrafos, Eusebio dejó la milicia para fundar la iglesia. Actualmente cuenta con un total de 300 mil personas en México y ésta iglesia tiene representaciones en al menos 34 países en el mundo. Los nombres de la organización son la Luz del Mundo, Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, ésta última es el nombre oficial.

Que Se abstuvo de votar por su religión

Juan Bustos

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

“No participó”

El presidente de la comisión de derechos humanos, Juan Bustos, reiteró que Hernández no quiso votar debido a que pertenece a dicha comunidad eclesiástica, tal como lo informó la presidenta de Equidad y Género, Leticia Quesada. “No participó al parecer por razones de carácter personal, porque forma parte de una comunidad eclesiástica. Él comentaba que por ser congruente mejor se abstenía”, dijo el diputado. Afirmó que si el voto de Hernández hubiera sido obligado él habría tenido que votar a favor para que la ley se aprobara,sin embargo, apuntó que no fue necesario.

Estudia Coahuila una legislación similar

Casi madruga al DF

Pacto civil

Podría ser el primer estado en aprobarla

El estado de Coahuila podría ser el primero en aprobar una ley de convivencia y dejar atrás a los diputados locales del Distrito Federal en su intento de ser los pioneros en este tema. Los legisladores de esa entidad presentaron un punto de acuerdo para reformar el Código Civil para que contemple la figura denominada “Pacto Civil de Solidaridad”. Dicha propuesta valida la unión de personas del mismo sexo, la sociedad entre dos madres solteras, así como el reconocimiento del concubinato. La iniciativa fue presentada por la diputada del PRI, Julieta López.