Critica CDHDF oposición a la Ley de Convivencia

Pide a sectores eclesiásticos mejor ocuparse de castigar a pedófilos; Como parte de esa defensa, Álvarez Icaza criticó a quienes están en contra de dicha legislación, particularmente a grupos religiosos y a la Iglesia católica

Alberto Cuenca
El Universal
Jueves 09 de noviembre de 2006

Hoy se votará en el pleno de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) la Ley de Sociedades de Convivencia, y en la víspera de este hecho, el ombudsman capitalino, Emilio Álvarez Icaza, defendió la propuesta, al considerarla como un primer paso para avanzar en el ejercicio pleno de los derechos en esta ciudad.

Como parte de esa defensa, Álvarez Icaza criticó a quienes están en contra de dicha legislación, particularmente a grupos religiosos y a la Iglesia católica, a quienes pidió preocuparse más por los sacerdotes pedófilos y abusadores que por la Ley de Sociedades de Convivencia.

Destacó las bondades de esta norma que se ha discutido durante más de cinco años en la Asamblea, como el reconocimiento jurídico y social que lograrán las uniones de hecho.

Aseguró que la propuesta no atenta contra nadie ni obliga a pensar de manera distinta, y por lo tanto no debe verse como una amenaza, agresión o desafío.

Durante una conferencia de prensa organizada en la ALDF, el ombudsman dijo que "algunos actores eclesiales pueden no estar de acuerdo con la posición asumida por la Comisión de Derechos Humanos, pero habrá que ver cuál es su autoridad moral, porque juegan más los prejuicios y las homofobias, y yo quisiera que la Iglesia católica se preocupara más por los pedófilos que por la ley", manifestó.

Acompañado de los diputados del PRD, Víctor Círigo, Leticia Quezada y Juan Bustos, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF) también dijo que sería deseable que en los desplegados emitidos por esos grupos "combatieran los abusos sexuales en el interior de su iglesia", fustigó.

Luego agregó: "Ojalá pusieran un ejemplo de justicia y de respeto a los derechos humanos; que sancionen a los pedófilos, a los curas abusadores; ojalá hagan ese mismo pronunciamiento público en contra de las violaciones a los derechos humanos en el interior de sus iglesias o de los curas que abusan de niños; ojalá pusieran el mismo interés".

Pidió centrar el debate en el ejercicio de los derechos y en la verdadera aplicación de la igualdad, no en la moral pública, aunque también consideró que a futuro, el debate de estos temas generará una amplitud de reconocimientos, por ejemplo, en las uniones de personas del mismo sexo y en la adopción.

Ayer, en un desplegado que firmaron la asociación de corte religioso Cambio de Rumbo, la agrupación política Encuentro Social, el Comité Cívico Mexicano y la Red de Ministerios de Obra Social calificaron las sociedades de convivencia como una aberración jurídica que contraviene la legislación civil vigente.

Para hoy, una agrupación denominada Red Familia convocó desde temprano a una manifestación a las afueras de la ALDF, para expresarse contra la ley, con el argumento de que normas similares aprobadas en países como Holanda han fracasado, además de que sería la pauta para adoptar niños, legalizar la pedofilia y vulnerar figuras como la familia y el matrimonio.

Pero la comunidad lésbico-gay también lanzó una convocatoria a organizaciones de la diversidad sexual, de mujeres, de lucha contra el sida y a estudiantes, para manifestar su apoyo a la propuesta, también a las afueras de la ALDF.

Ante ese escenario, el presidente de la Comisión de Gobierno en la ALDF, Víctor Círigo, dijo que sólo se pedirá la intervención de la fuerza pública en caso de ser necesario, ante un escenario de confrontación.

Reiteró el compromiso de los diputados del PRD para ratificar en el pleno el dictamen de la ley, aunque hay dos perredistas que no apoyan la propuesta, como Daniel Ordóñez y Samuel Hernández.

Aseguró que antes de llegar al pleno, buscaría los consensos con el PAN y el PVEM, para que voten en favor, aunque de entrada, 32 perredistas, un diputado del PT, otro de Convergencia, dos de Alternativa, los cuatro del PRI y dos de Nueva Alianza aprobarían hoy la legislación.

De parte del PAN, el legislador Miguel Errasti dijo que reunió ya las 22 firmas de igual número de asambleístas que votarán en contra, las cuales servirán para presentar ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la acción de inconstitucionalidad en contra de esta ley.