Apoya Papa prohibición

Por Ángel Villarino / Corresponsal / 10 de noviembre de 2006

EL VATICANO.- La Santa Sede se unió a los grupos ultraortodoxos judíos para protestar firmemente contra la celebración de la llamada jornada del orgullo gay en la ciudad santa de Jerusalén.

"El Vaticano expresa su más viva desaprobación por esta iniciativa, que constituye una grave afrenta a los sentimientos de millones de creyentes hebreos, musulmanes y cristianos de Jerusalén que pretenden que sus convicciones sean respetadas", explicó a través de una nota oficial.

"A la luz de tales elementos y considerando que en precedentes ocasiones se ofendieron sistemáticamente los valores religiosos, la Santa Sede nutre la esperanza de que la cuestión pueda ser reconsiderada", concluye el comunicado, cuyas observaciones también se hicieron llegar a las autoridades israelíes y de la ciudad a través de la nunciatura.

Los grupos ultraortodoxos hebreos se quejaron con mayor vehemencia que la Santa Sede, provocando en los últimos días desórdenes, incendios y agresiones en varias ciudades israelíes.