Tiene impugnación ruta larga

Por Víctor Fuentes / 10 de noviembre de 2006

Ningún tribunal federal ha establecido si la Constitución reconoce uniones homosexuales

La Suprema Corte de Justicia podría protagonizar uno de los debates más interesantes de su historia si la oposición en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal impugna la Ley de Sociedades de Convivencia mediante una acción de inconstitucionalidad.

Hasta ahora, ni la Corte ni algún otro tribunal federal han establecido si la Constitución mexicana permite algún tipo de reconocimiento legal para uniones entre personas del mismo sexo, aunque no se les denomine "matrimonios".

Sólo hay dos precedentes aproximados.

En noviembre de 2002, un tribunal federal de Guadalajara estableció que el matrimonio entre homosexuales es ilegítimo en ese Estado, pues el Código Civil aclara que sólo un hombre y una mujer pueden concretar este tipo de unión.

Los magistrados señalaron, sin embargo, que las condiciones de "amor, ayuda mutua y comprensión", que son requisitos para el matrimonio, también se pueden dar entre homosexuales, y que estos pueden adoptar o procrear con terceros.

En septiembre de 2004, un tribunal federal en Ciudad Juárez resolvió que, a la muerte de un homosexual, la pareja que dependía económicamente de él tiene derecho a reclamar los beneficios que prevé la Ley Federal del Trabajo, como la pensión.

El artículo cuarto de la Carta Magna menciona: "el varón y la mujer son iguales ante la ley. Ésta protegerá la organización y el desarrollo de la familia", pero no aclara si una "familia" sólo resulta de la unión hombre-mujer.

En 2001 la Asamblea Legislativa del DF aprobó una despenalización parcial del aborto, que fue bautizada como la "Ley Robles".

El PAN respondió con una demanda ante la Corte, que por primera vez pudo hacer un pronunciamiento amplio sobre el tema.

La Corte estableció, por unanimidad, jurisprudencia en la que afirma que la Constitución protege el derecho a la vida desde la concepción, por lo que el aborto siempre es un delito, aunque en ocasiones el Estado renuncie a castigarlo.

Los ministros llegaron a esta conclusión pese a que la Carta Magna no hace una sola referencia a los derechos de los nonatos.

  

Preparan batalla

 Amagos para dejar sin efectos la ley de convivencia:

 · Miguel Errasti ha asegurado que las asociaciones civiles promoverán amparos contra ley y encabezarán una cruzada a favor de la familia y en contra el PRD.

· Los panistas como Ezequiel Rétiz analizarán con el cuerpo de abogados la conveniencia de promover una acción de inconstitucionalidad.

· La diputada panista Paula Soto dijo que de aprobarse tal y como está planteada la iniciativa, la hacía vulnerable a una acción de inconstitucionalidad.

· Distintas agrupaciones comenzaron a distribuir una historieta llamada "La ciudad del pecado", donde se culpa al PRD de atentar contra la familia y de promover la homosexualidad.