Inauguran el Museo del Sexo en centro histórico

Buscan despejar toda duda que hay sobre el tema

Angélica Simón
El Universal
Viernes 10 de noviembre de 2006

Fantasías sexuales, preservativos, anticonceptivos, sadomasoquismo, símbolos sexuales, homosexualidad, y VIH/Sida, son, entre otros, los temas que se abordan en el Museo del Sexo de la Ciudad de México.

Se trata del primer espacio concebido para "educar divirtiendo" en materia de sexualidad.

El "Musexo" es un centro original donde el tema del sexo se trata desde un punto de vista cien por ciento mexicano, enfocado a nuestra cultura, haciendo uso del doble sentido y la picardía para no perder el lado lúdico.

Juan Antonio Rodríguez, sexológo encargado del montaje de ese museo explicó que quienes lo visiten podrán hacer un recorrido desde la historia de la sexualidad en las diferentes culturas y particularmente en México, así como por las distintas parafilias y como han sido abordadas a lo largo del tiempo para terminar el recorrido en un área donde se habla de tecnología y la sexualidad.

"Juguetes, internet, son algunas de las nuevas herramientas que se utilizan actualmente en la sexualidad y buscamos no sólo mostralas sino incluso llevar un mensaje de prevención sobre problemas como enfermedades y delitos sexuales", explicó.

Antonio Rodríguez aseveró que el no hablar. no mostrar y no educar sobre temas sexuales es el mejor aliado para el desarrollo de perversiones y conductas penadas en torno al sexo, por lo cual para desarrollar una sexualidad saludable es importante tener acceso a la información.

La misión de este sitio abundó es ayudar a despejar todas las dudas que se tengan sobre el tema de la sexualidad además de orientar y hablar de sexo con palabras reales.

El Musexo. ofrece información basada en libros especializados y los recorridos son acompañados por guías capacitados, quienes informan "de manera sencilla, concreta y divertida" creando un ambiente de confianza con los visitantes.

El Musexo se encuentra en las instalaciones de la Sex Capital, en el centro histórico, pero sólo pueden asistir mayores de edad.