Aprobó ALDF la ley que permite la unión jurídica de personas del mismo sexo para establecer un hogar común

Por: René Cruz González / Viernes 10 de Noviembre de 2006

El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó ayer la Ley de Sociedades en Convivencia, que permitirá a dos personas de diferente o del mismo sexo, a excepción de parientes consanguíneos, establecer un hogar común de carácter permanente y ayuda mutua.

Con 43 votos a favor, 17 en contra y 5 abstenciones, lo asambleístas aprobaron en lo general la iniciativa, la cual deberá entrar en vigor en un plazo no mayor a 120 días.

Los 16 legisladores del PAN que se presentaron a la sesión (faltó Margarita Martínez) y el diputado de Nueva Alianza, Fernando Espino, se pronunciaron en contra del proyecto bajo el argumento de que presenta inconsistencias jurídicas, además de contravenir leyes como el Código Civil.

EL PRD, PRI, PT, Convergencia, Alternativa y dos asambleístas de Nueva Alianza (Xiuh Tenorio y Rebeca Parada) votaron a favor, mientras que los tres diputados del Partido Verde, uno del PRD, Samuel Hernández; y Gloria Cañizo de Nueva Alianza, se abstuvieron.

Minutos después de las 15:00 horas, el pleno del órgano legislativo local inicio el análisis de los 20 artículos que reservó la bancada del Revolucionario Institucional para su discusión en lo particular.

El coordinador de la bancada priísta, Jorge Schiaffino, propuso modificar el Artículo 5, que equipara las sociedades con el concubinato. Sin embargo, los perredistas y sus aliados aplicaron su mayoría para desechar cada una de las modificaciones al dictamen y, de esa forma, con 38 votos a favor, 19 en contra y 3 abstenciones, los diputados aprobaron en lo particular la Ley de Sociedades en Convivencia.

Durante el debate, que se prolongó 5 horas, la diputada del PAN Paula Soto afirmó que la ley pretende disimular, a través de relaciones familiares, un matrimonio entre personas del mismo sexo. Agregó que la nueva legislación contraviene el Código Civil, además de que a su parecer no fue suficientemente discutida.

En respuesta, el coordinador del PRD, Víctor Hugo Círigo, sostuvo que los grupos conservadores que buscan supuestas inconsistencias jurídicas para disfrazar prejuicios, lo único que pretenden es engañar a la opinión pública, toda vez que la ley no suple al matrimonio.

“Hay quienes se han atrevido a afirmar que la Ley de Convivencia fomenta relaciones contra natura, desviaciones, para después, en un acto de condescendencia sublime, calificarlas como enfermedad que debe ser curada”, sostuvo.

Durante la sesión, la presencia del Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Emilio Álvarez Icaza, incomodó al diputado del PAN Alfredo Vinalay, quien pidió al presidente de la Mesa Directiva, José Antonio Zepeda Segura, solicitar al ombdusman capitalino salir del recinto.

En tanto, en las afueras del recinto de Donceles grupos en pro y en contra de la ley se manifestaban, pero tras ser aprobada, los detractores de la iniciativa se fueron y se quedaron festejando quienes la apoyan.

w Así estuvo la votación
EN LO GENERAL
A favor
PRD 33
PRI 4
Nueva Alianza 2
PT 1
Convergencia 1
Alternativa 2
TOTAL 43

En contra
PAN 16
Nueva Alianza 1
TOTAL 17

Abstenciones
PVEM 3
Nueva Alianza 1 (Gloria Cañizo)
PRD 1 (Samuel Hernández)
TOTAL 5


EN LO PARTICULAR
A favor
PRD 33
PT 1
Convergencia 1
Alternativa 2
Nueva Alianza 1
TOTAL 38

En contra
PAN 14
Nueva Alianza 1 (Fernando Espino)
PRI 4
TOTAL 19

Felicita impulsora al PRD por abandonar línea de AMLO

La ex asambleísta Enoé Uranga celebró la determinación de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal de aprobar la ley de Sociedades en Convivencia, de la cual ella fue impulsora en el año 2001.

Indicó que esta decisión representa un triunfo para la comunidad lésbico-gay y para todas aquellas personas que lucharon para que la iniciativa fuera aprobada luego de permanecer siete años en la congeladora legislativa.

La ex militante del Partido Democracia Social hizo un reconocimiento a los diputados del PRD por hacer a un lado la instrucción del ex jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, quien en 2004 vetó la iniciativa con el argumento de que se necesitaba una discusión más amplia.

“Es una forma de corregir un error que tenían en el pasado y demostrarse a ellos mismos que pueden ser congruentes con sus principios, además de demostrar que dentro de ese partido hay quien puede aspirar a impulsar una izquierda moderna”.

La ley de Sociedades en Convivencia contempla el reconocimiento de la unión jurídica entre personas de diferente o del mismo sexo, mayores de edad, que deseen establecer un hogar común, con voluntad de permanencia y ayuda mutua, incluso económica.

La nueva legislación no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, ni la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Los parientes consanguíneos en línea recta sin límite de grado o colaterales hasta en cuarto grado no podrán acceder a los beneficios de la ley.

Al establecer la sociedad, los convivientes tendrán el deber de proporcionarse alimentos y ayuda económica. La unión se podrá disolver en el momento que una de las partes así lo decida.

Las personas que deseen establecer su sociedad podrán acudir al Tribunal de lo Contencioso Administrativo si las direcciones jurídicas y de gobierno de las delegaciones se niegan a aceptar y registrar sus solicitudes.

Con la nueva legislación, se prevén sanciones, de acuerdo con la Ley de Responsabilidades de Servidores Públicos, a los funcionarios que discriminen, actúen por omisión o negligencia. (René Cruz González)