Reducirá la discriminación; grave, si diputados lo rechazan, afirma el gobernador

Apoya Moreira Valdés legalizar uniones homosexuales en Coahuila

La iniciativa priísta excluye temas de matrimonio y adopción; se votará en no más de 60 días

LEOPOLDO RAMOS

Saltillo, Coah., 10 de noviembre. La iniciativa de ley conocida como pacto civil de solidaridad, que pretende formalizar la vida en común entre homosexuales en esta entidad, recibió hoy el respaldo del gobernador Humberto Moreira Valdés, quien advirtió que si los legisladores locales no la aprueban "sería una muestra muy grave de discriminación" hacia ese sector.

El proceso legislativo comenzó el martes pasado, cuando en la sesión del pleno la diputada priísta Julieta López Fuentes, autora del proyecto, dio la primera lectura al documento que se propone añadir al Código Civil del estado. El próximo martes se dará la segunda lectura y de ahí se enviará a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, que deberá emitir dictamen en un plazo no mayor de 60 días.

Si la iniciativa prospera permitirá que personas del mismo sexo puedan acudir ante un oficial del registro civil para firmar un contrato que les garantizaría reconocimiento legal y social para desarrollar vida en común. También regularía el concubinato y la unión libre, anticipó López Fuentes, cuya bancada, la del PRI, suma 20 legisladores frente a 15 de la oposición.

Además, tendrían derecho a pensión alimenticia, herencias y administración de bienes, aunque de momento no podrían acceder a seguridad social, la cual se rige por legislaciones federales que se tendrían que adecuar a este proyecto.

"Es un contrato que les da derechos y el proyecto lo hicimos pues muchas veces se nos olvida que ellos también son ciudadanos y tienen derechos y obligaciones independientemente de sus preferencias sexuales. Debemos coincidir en que los homosexuales también son personas", anotó.

"La intención es generar un mecanismo legal que reconozca y dé certeza a adultos del mismo sexo que han decidido hacer su vida juntos y también a los de diferente sexo que tienen una relación sin haberse casado", indicó López Fuentes.

Sobre las relaciones entre homosexuales, aclaró que el pacto civil de solidaridad no considera el tema de las adopciones, pues "al menos en Coahuila está bien legislado y cualquier persona que reúna una serie de requisitos puede adoptar".

­¿La iniciativa será preámbulo de una legislación que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo?

­El aspecto del matrimonio tampoco los tocamos. De hecho es una figura que al menos de mi parte debe quedar legalmente como está, pues para relaciones que no se puedan considerar matrimonio existen alternativas como las que planteamos.

La legisladora consideró que si la medida se aprueba "será un mecanismo legal que promueva la disminución de las conductas discriminatorias en Coahuila".

En ese mismo sentido se manifestó hoy el gobernador Moreira Valdés, también priísta, quien manifestó su respaldo "absoluto" a la iniciativa.

"Es una actitud de respeto a los derechos de los ciudadanos. Yo soy el gobernador de todos los coahuilenses, morenos, blancos, gordos, flacos, altos, chaparros; de hombres, mujeres, homosexuales, lesbianas, católicos, evangélicos y ateos; entonces, como gobernador, tengo que ver por todos", anotó.

Pero además "debemos po-nernos la mano en el corazón y darnos cuenta de que (los homosexuales) son seres humanos que quedan en desventaja total", añadió.

Lo más importante de la iniciativa, aseguró el gobernador, "es que disminuirá la discriminación, la cual debemos eliminar" y "debemos respetar la vida y las decisiones de los demás, pues nadie es dueño de la vida, del pensamiento y los sentimientos de nadie".

Señaló que los homosexuales y las personas que viven fuera del matrimonio "también son parte de nuestra comunidad" y consideró "injusto y absur- do que se les trate de castigar y perseguir.

"Ellos son seres humanos y debemos respetarlos, porque no es justo que existan personas que queden alejadas de los derechos legales que todos debemos tener", anotó.

Consideró que la eventual aprobación de la iniciativa de ley debe servir "para que veamos por los derechos de las personas que viven juntas y que al morir una de ellas la otra quede protegida".