Consulta sobre unión legal de homosexuales crea diferencias

Por: Maricela Alfaro Borjón

Domingo 12 de Noviembre de 2006

Mientras que la oposición en el Congreso local exige considerar la opinión de los diferentes grupos sociales, el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, dijo que es innecesario la realización de una consulta ciudadana en torno al Pacto Civil de Solidaridad, al considerar que para su implementación solo se trata de tener criterio y reconocer que las personas a las que se busca regular tienen toda clase de derechos.

“Aquí no se trata de decidir sobre la vida de los demás, sino de reconocer sus derechos… yo soy el gobernador de hombres, mujeres, gordos, flacas, homosexuales, lesbianas y por todos tengo que ver igual”, precisó.

Incluso el mandatario, cuestionó la “doble moral” que pudiera privar entre los diputados locales que se muestran en contra de la iniciativa de reformas al código civil, al considerar que primero pensaron en el voto ciudadano, pero no tomaron en cuenta la condición social de los grupos a los que ahora no quieren apoyar.

“Eso es respetar la decisión de dos personas, porque luego nos creemos todos que normamos la vida de los demás, es decir, y disfrutamos estar hablando de los demás”, comentó, “Yo me pongo en mi posición de gobernador, yo gobierno para todos; como ser humano pienso que se debe respetar a cada ser humano y no podemos sentirnos dueños de la absoluta verdad”.

“Algunos si pueden asumir esa posición (de doble moral) en mi caso es muy claro, cuando lo de Pasta de Conchos dije e hice lo que sentí, cuando lo de mi divorcio también; con cada asunto he dado la cara a lo que yo siento”, indicó,

Una vez que en el DF se aprobó la ley de convivencia, partidos políticos como Acción Nacional, y Alianza Social dijeron que Coahuila también tiene la oportunidad de consolidarse como un estado de vanguardia en el reconocimiento de los derechos humanos y la no discriminación.