Conceden beneficios a reclusos

Por Víctor Fuentes / 13 de noviembre de 2006

Deben tener buena conducta. Contemplan manuales de cárceles federales permitir visitas íntimas y una llamada telefónica

Los presos de los penales federales que se porten bien podrán aspirar a tener en su celda hasta tres fotos de sus familiares de 8.2 por 12 centímetros, o una imagen religiosa del mismo tamaño, o tres revistas o libros, o una llamada telefónica extraordinaria.

Además visita familiar e íntima, pero sus familiares deberán anexar a su solicitud copia certificada del acta de nacimiento, comprobante de domicilio, identificación oficial vigente, tres fotos infantiles a color y tres cartas de referencia.

En tanto las esposas o concubinas (estas últimas así reconocidas judicialmente) deberán presentar los resultados de seis exámenes médicos para la visita íntima, entre ellos los de VIH y hepatitis B y C.

Las medidas anteriores constan en los nuevos manuales de Seguridad, Visitas, Estímulos y Tratamiento de los presos de los seis centros federales de readaptación social, que incluyen los cuatro de alta seguridad.

Los cuatro manuales expedidos el miércoles por el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Eduardo Medina Mora, son un complemento para detallar el Reglamento de los Ceferesos (Centros federales de readaptación social) que el presidente Vicente Fox publicó en abril pasado.

Para obtener alguno de los estímulos mencionados el interno tendrá que haber observado buena conducta, así como haber participado en las actividades laborales, educativas, auxiliares y de apoyo, por un espacio de tiempo no menor de seis meses.

Los sacerdotes y demás ministros de culto religioso que visiten a los reos también tendrán que cumplir requisitos rigurosos.

Además de las fotografías, cartas de referencia y demás comprobantes, en su solicitud deberán incluir copias certificadas del acta constitutiva de la asociación religiosa a la que pertenecen, así como copia del registro vigente ante la Secretaría de Gobernación.

Los reos tendrán cuentas de depósito manejadas por el Cefereso. Los depósitos en efectivo nunca podrán exceder de diez salarios mínimos (unos 450 pesos), y habrá un monto máximo mensual autorizado que no podrá acumularse con el saldo de los meses siguientes.

Lo único que podrán comprar con el dinero de su cuenta son artículos de higiene personal, algunos artículos de limpieza para su celda -menos cloro u otros venenosos o flamables-, y aguas, jugos o refrescos en envases no metálicos ni de vidrio.

Para los presos que no tienen dinero ni familiares que los apoyen, cada mes existirá un "paquete básico de donación", que es realmente básico: un rollo de papel sanitario, un rastrillo desechable, un jabón, un detergente en polvo, una pasta dental, una esponja y, cada seis meses, un cepillo de dientes.

 

Máximo control

Los nuevos manuales de seguridad contemplan varias restricciones en el apartado de visitas a los reos de las cárceles federales.

· Cada reo podrá registrar a 12 personas para que lo visiten.

· Nunca podrá recibir a más de tres al mismo tiempo.

· Los visitantes no podrán entrar con lentes oscuros, zapatos de plataforma, tacón de más de tres centímetros, botines o tenis, ropa de doble vista, mallas, medias o shorts bajo la falda o pantalón, o sin ropa interior.

· Las toallas femeninas y los pañales desechables "serán canjeados por los que proporcione el Centro Federal", al inicio de la visita.